Jesus Is Life

UNA FE AUTENTICA

UNA FE AUTENTICA

El verdadero amor hacia otros, no puede ser expresado por simples palabras, ya que las palabras son efímeras y con el pasar de los tiempos se desvanecen y quedan en el olvido como si nunca hubiesen sido pronunciadas. Por eso, para expresar un verdadero amor a alguien, las palabras deben estar acompañadas siempre de acciones en favor del ser amado. Algo similar sucede con la fe en el unigénito Hijo de Dios. Porque la fe genuina en Jesucristo, no solo se manifiesta con el mero hecho de que la persona proclame con su voz que Jesucristo es su Señor y Salvador, ya que de labios para fuera se puede proclamar cualquier cosa, sin que exista una verdadera convicción de que Jesucristo realmente sea Su Señor . Por eso, para manifestar una fe verdadera o genuina, las palabras de fe en el Señor, deben estar acompañadas de buenas acciones tal como lo afirma el apóstol Santiago. A los que dicen que son fieles a Dios, pero no hacen lo bueno, yo les podría decir: «Tú dices que eres fiel a Dios, y yo hago lo que es bueno. Demuéstrame que es posible ser fiel a Dios sin tener que hacer lo bueno, y yo te demostraré que soy fiel a Dios por medio del bien que hago. Santiago 2:18 TLA.

Muchas personas por su indisposición para servir en el cuerpo de Cristo con los dones y talentos que han recibido del Espíritu Santo, tienen la convicción de que las buenas acciones no son necesarias para alcanzar el reino de los cielos, esta convicción puede ser correcta si es que alguien pensara que la salvación se puede conseguir solo por las obras. Pero si este no fuera el pensamiento de la persona, la convicción de que no son necesarias las obras para alcanzar el reino de los cielos estaría errada. Ya que Jesucristo en múltiples ocasiones incitaba a su audiencia a que hicieran cosas buenas en favor de su prójimo para ser dignos de tener una morada junto a su Padre Celestial.

Una persona que realmente anhele alcanzar la vida eterna, no debe dejar de lado la proclamación de fe en Jesucristo, ni tampoco las buenas acciones, ya que estas son inseparables, y cada una depende de la otra. La verdadera fe en Jesucristo lleva a las personas a hacer cosas buenas, y hacer las cosas buenas es el resultado de la fe en el Hijo de Dios. Por eso ninguna persona puede decir que tiene una fe auténtica si no hace las cosas que el Señor le pide que las haga, porque la fe auténtica le lleva a la práctica de la obediencia. Si una persona que no obedece a las demandas de Cristo Jesús, no puede decir que es Su Señor y Salvador, tampoco es digno de entrar en la morada Celestial.

Si nos quedamos de brazos cruzados sentados en las bancas de nuestras iglesias, demostraremos que nuestra fe en Cristo no es auténtica, y por ende, no alcanzaremos el reino de los Cielos. Porque la única manera de demostrar que nuestra fe en el unigénito Hijo de Dios es auténtica, es por medio de nuestra obediencia a las demandas de nuestro Señor. Por eso si decimos que tenemos una fe auténtica, debemos poner en práctica las enseñanzas de Cristo Jesús. Debemos mantener una estrecha comunión con nuestro Señor por medio del estudio de su Palabra, la oración, con el servicio en Su cuerpo, y las buenas acciones en favor de nuestro prójimo.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x