Jesus Is Life

ATESOREMOS LOS CONSEJOS

ATESOREMOS LOS CONSEJOS

En la etapa de la adolescencia o la juventud, a nadie le gusta recibir consejos, y menos aún si esos consejos vienen de sus padres. En esta etapa de vida, la mayoría de jóvenes y adolescentes piensan que los consejos de sus padres son anticuados, pasados de moda, y que nunca los van a necesitar en lo que les queda de vida en este mundo. Con esta manera de pensar, menosprecian todo consejo proveniente de sus padres, empiezan a vivir de acuerdo a sus propios deseos, quebrantando de esa manera toda instrucción recibida en su etapa de niñez. Aunque parezcan que los consejos de los padres son inútiles, pues no lo son, son de gran valor y pueden ser útiles en los momentos menos esperados, incluso, pueden salvar la vida. Por el valor que tienen los consejos de los padres, el escritor de los Proverbios llama a todos los hijos para que les presten atención: “Hijo mío, obedece los mandatos de tu padre, y no descuides la instrucción de tu madre. Guarda siempre sus palabras en tu corazón; átalas alrededor de tu cuello. Cuando camines, su consejo te guiará. Cuando duermas, te protegerá. Cuando despiertes, te orientará.” Proverbios 6:20-22. NTV.

Los consejos y las instrucciones de los padres, tienen virtudes inimaginables, las cuales pueden ser útiles en algún momento específico de la vida de las personas. Los consejos de los padres pueden guiar y orientar a las personas en el camino de la verdad y la justicia, protegiéndoles de esa manera de caer en las redes del delito y el pecado, los cuales pueden llevar a la condenación no solo en este mundo, sino también en el mundo venidero. Una persona que valore los consejos de los padres, podrá descansar tranquilamente sin ninguna clase de temor, ni remordimientos, pues descansará bajo la protección y el cuidado del Señor. Pero una persona que menosprecie los consejos de los padres, no podrá dormir plácidamente, pues su conciencia no lo permitirá, en la mitad de la noche le invadirá con pensamientos, haciéndole recordar su desobediencia y el dolor ocasionado a sus padres con su rebeldía.

Todo aquel que quiera vivir sin temor y dormir plácidamente en los brazos del Señor, tiene que escuchar y obedecer los consejos de sus padres, guardarlos en su mente y en su corazón para que cuando se le presenten alguna clase de tentaciones, pueda recordar esos consejos y aplicarlos para no caer tan fácilmente en la trampa de la tentación, ha delinquir o ha pecar contra Dios. Posiblemente en estos momentos no podamos dar sentido a los consejos que nos dan nuestros padres, pueda que nos parezcan anticuados y pasados de moda, pero aunque parezca así, podemos tener la certeza de que esos consejos van a ser útiles y necesarios en algún momento de nuestra vida, por eso los debemos atesorar y llevarlos siempre con nosotros, guardados en nuestro corazón y en nuestra mente.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x