Jesus Is Life

PERFECTA JUSTICIA

PERFECTA JUSTICIA.

EZEQUIEL 18:25 Sin embargo, ustedes dicen: “¡El Señor no hace lo correcto!”. Escúchame, pueblo de Israel. ¿Soy yo el que no hace lo correcto o son ustedes? 26 Cuando los justos abandonen su conducta justa y comiencen a cometer pecados, morirán por eso. Sí, morirán por sus acciones pecaminosas; 27 y si los perversos abandonan su perversidad, obedecen la ley y hacen lo que es justo y correcto, salvarán su vida. 28 Vivirán, porque lo pensaron bien y decidieron apartarse de sus pecados. Esas personas no morirán. 30 Por lo tanto, pueblo de Israel, juzgaré a cada uno de ustedes, según sus acciones, dice el SEÑOR Soberano. Arrepiéntete y apártate de tus pecados. ¡No permitas que tus pecados te destruyan! NTV.

A lo largo de los tiempos, miles de personas se han levantado para tratar de desacreditar al eterno Creador, por el contenido que se encuentra en las Sagradas Escrituras. Estas personas presentan a un Dios injusto y despiadado, que se deleita en castigar a los hombres sin ninguna clase de motivos. Para cumplir con sus propósitos de desacreditar a Dios, citan pasajes de la misma Biblia, pero siempre las sacan fuera de contexto para tratar de afianzar sus argumentos de que Dios es injusto y despiadado. ¿Será acaso que Dios es realmente como lo pintan e imaginan ellos?, ¿O será una forma para no aceptar las consecuencias de sus acciones depravadas, tachándole de injusto y despiadado a Dios?. Sin duda al hombre no le gusta aceptar las consecuencias de sus errores, es más fácil culpar a otros, al sistema, o al mismísimo Creador del universo para librarse de todo.

En el pasado, el pueblo hebreo tenía una perspectiva casi similar a la de muchas personas de la actualidad en cuanto a la justicia de Dios. Ellos pensaban que Dios era totalmente injusto, que derramaba su ira sobre las personas justas, o derramaba su perdón sobre las personas injustas. Pues en su concepción pensaban que Dios castigaba a los hijos por los pecados de los padres, o que castigaba a los padres por el pecado de los hijos. Con esta percepción errónea de la justicia Divina, tachaban a Dios de ser injusto e imparcial al momento de derramar su ira sobre los hombres. Ante este pensamiento erróneo del pueblo hebreo, Dios mediante una nueva visión aclaró este asunto en particular al profeta Ezequiel para que las transmita a sus compatriotas. El Señor le dijo al profeta: El pueblo dice que soy injusto. ¿Pero será que realmente Soy injusto, o ellos son los que no hacen lo correcto?.

La misma pregunta que Dios hizo a Israel en el pasado, la hace a todas las personas de la actualidad que le tachan de injusto y despiadado. La respuesta a esta pregunta es que Dios es totalmente justo, y que el hombre siempre hace lo incorrecto pese a saber las consecuencias de sus acciones. El culpable de la ira de Dios, es solamente el hombre y nadie más, pues el hombre es quien decide obedecer o no a las instrucciones de Dios. No es Dios quien debe vivir de acuerdo con las ideas de justicia de los hombres, sino el hombre es quien debe vivir de acuerdo con las ideas de justicia de Dios. Desde un inicio, Dios le ha dado al hombre un conjunto de normas de convivencia, para que vivan en completa paz y armonía con su prójimo y con Él. Toda persona que no viva conforme a estas normas de convivencia será castigada, pero todo aquel que después de quebrantar estas normas se arrepiente y vuelve a poner en práctica estas normas será perdonado, y ya no recibirá el castigo que se merecía por transgredid las normas de convivencia. Para que todo esto quede claro, el Señor afirma que solo castigará a aquellos que transgredan las normas establecidas, y de acuerdo a la gravedad de sus acciones.

Queridos hermanos. Dios es un Dios de amor, pero también es un Dios de perfecta justicia. Su amor perfecto hace que sea misericordioso con aquellos que reconocen sus pecados y se vuelven a Él, pero no puede hacerse de la vista gorda con los que pecan voluntariamente. Dios antes de castigar, preferiría que toda la humanidad se volviese a Él y que tuvieran vida eterna que ofrece gratuitamente, pero si rechazan este precioso regalo, Dios en su perfecta justicia, juzgará a cada hombre en conformidad a sus acciones. Hermanos. Por nada del mundo pensemos que Dios es injusto y despiadado por derramar su ira sobre las personas que rehúsan caminar en sus caminos, la culpa no la tiene Él, sino todas las personas que prefieren hacer lo incorrecto antes que caminar en la justicia. Además, Dios solo castigará a las personas que pequen contra Él, el resto de la humanidad que viva en su perfecta justicia recibirán la recompensa de la vida eterna en el reino de los cielos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x