Jesus Is Life

LA SALVACIÓN ES PERSONAL

LA SALVACIÓN ES PERSONAL.

EZEQUIEL 14:12 Luego recibí este mensaje del SEÑOR: 13 Hijo de hombre, supongamos que los habitantes de un país pecaran contra mí y yo alzara mi puño para aplastarlos al cortarles la provisión de alimento y al hacerles pasar un hambre que destruyera tanto a personas como a animales. 14 Aunque Noé, Daniel y Job estuvieran allí, su justicia los salvaría sólo a ellos y no a ningún otro, dice el SEÑOR Soberano. NTV.

Alrededor del mundo, existen algunos grupos religiosos que enseñan a sus adeptos que una persona puede alcanzar la salvación por la devoción a Dios que pueda mostrar un integrante de su familia, pero las escrituras afirman todo lo contrario, ya que nadie puede ser salva por la justicia de otro. Cada persona es responsable de su vida delante de Dios. Al igual que algunas personas de la actualidad, los habitantes del pueblo hebreo, consideraban que la justicia de algunos de sus compatriotas les garantizaba que el Señor de los Ejércitos Celestiales no iba a derramar su ira contra la nación. Ellos pensaban que el Señor no iba a castigar a la nación, pues si la castigaba, también estaría castigando a los justos e inocentes que vivían de acuerdo a la voluntad de Dios. Con esta creencia, se sentían seguros y no buscaron el arrepentimiento de sus pecados, más bien persistieron en ellos sin temor de las advertencias de juicio profetizados en contra de la nación.

Razonar que por la justicia de otros se puede alcanzar la salvación, es un terrible error que el hombre puede cometer, porque la justicia Divina no absuelve al culpable por la justicia de otro hombre. Cada hombre es justificado o condenado por sus acciones y esto le hizo saber el eterno Creador al profeta Ezequiel por medio de una visión. El Señor le dio a conocer al profeta que Él no detendría su castigo sobre la nación rebelde, pese a que en medio de la nación corrupta, habitaba un pequeño grupo de remanente que vivía de acuerdo a su voluntad, cumpliendo y obedeciendo sus leyes dadas por medio de Moisés. La justicia de este pequeño grupo de hombres fieles, no sería un obstáculo para que el Señor ejecutara su juicio sobre los hombres malvados y perversos de la nación santa.

Dios le dio a conocer al profeta, que la justicia de unos pocos judíos no bastaría para salvar de la destrucción a toda la nación pecadora. Que la justicia de este pequeño grupo tampoco sería útil para salvar a sus familiares más cercanos, sino solo para salvarse a sí mismos. Para que esto quedara más claro, el Señor le dijo a Ezequiel que aunque Noé, Daniel y Job vivieran en esos precisos instantes en la nación, la justicia de ellos, solo salvaría a ellos y a nadie más. Noé, Daniel y Job, eran hombres valerosos y apreciados por toda la nación hebrea. Estos hombres fueron hallados justos en la presencia del Señor, pero ni la justicia de estos tres hombres serviría para salvar a alguien más que no fueran ellos.

Definitivamente ante la demanda de la justicia Divina, ninguna persona puede ser salva por la justicia de otros, ya que la justicia de un hombre solo es útil para salvarse a sí mismo de la condenación. Así que nadie puede estar esperanzado en alcanzar el perdón de sus pecados y la salvación por un familiar o un amigo que haya aceptado a Cristo en su corazón, ni por más que lleve una vida de testimonio intachable, porque su fe y su vida intachable solo le salvara a él. Un hombre nunca podrá salvar a otro hombre de la condenación, sino solamente Dios, por eso Cristo Jesús vino a este mundo en forma de hombre para dar salvación y vida eterna. Solo la vida justa de Cristo, tiene el poder para salvar de la condenación al hombre pecador y nadie más.

Queridos hermanos. Ningún familiar o amigo puede alcanzar la salvación por nuestra conversión a Cristo Jesús, ni por más que llevemos una vida de devoción completa a Dios. La justificación y la salvación que obtuvimos por nuestra fe en Cristo, solo nos puede salvar a nosotros, porque la salvación es personal. Todo aquel que anhele encontrar la salvación tendrá que buscarla por sí mismo, tendrá que reconocer que es pecador y necesita el perdón de Dios. Solo así podrá encontrar el perdón y la liberación de la condenación eterna. Amigo. Usted no va a salvarse de la condenación eterna por un familiar o amigo que ya haya aceptado a Cristo, porque la salvación es personal. ¿Si usted quiere ser salvo de toda condenación? Este es el día oportuno para que encuentre la salvación. Dios le esta dando esta oportunidad para que se acerque a Él, arrepintiéndose de sus pecados y reconociendo a Jesucristo como Su Señor y soberano de su vida

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x