Jesus Is Life

RESCATADOS POR DIOS

RESCATADOS POR DIOS

Cuando un automóvil se queda varado en medio de una carretera lejos de la ciudad, los conductores rápidamente tratan de buscar una solución, como cuando un buen mecánico revisa el estado de su automóvil, tratando de encontrar las posibles fallas para tratar de solucionarlo, pero cuando no encuentra la falla o no puede solucionar el problema, busca inmediatamente una ayuda externa, alguien que les rescate del embrollo en el que se encuentran. Antes de que el creyente encontrara el camino de la salvación y la vida eterna, se encontraba en un embrollo muy grande del cual no podía salir por sí mismo, necesitaba de una ayuda externa, alguien que le pueda rescatar y ponerlo a buen recaudo. Ante el apremio del hombre, Dios se manifestó para rescatarlo y ponerlo a salvo de la condenación eterna, esto lo afirma el apóstol Pablo: “Dios nos rescató de la oscuridad en que vivíamos, y nos llevó al reino de su amado Hijo, quien por su muerte nos salvó y perdonó nuestros pecados.” Colosenses 1:13-14 TLA.

Cuando nosotros nos encontrábamos profundamente sumergidos en nuestros delitos y pecados, Dios por su gran amor y misericordia, acudió a nuestro rescate sin que lo hayamos solicitado, porque no quería que vayamos a la condenación eterna en el lago de fuego. Dios nos rescató de la oscuridad en que vivíamos y nos puso a buen recaudo lejos de toda condenación. Nuestro amado Padre Celestial nos trasladó al reino de su Hijo amado para que vivamos eternamente con Él. Esto solo fue posible mediante el sacrificio de su amado Hijo, pues con su muerte en la cruz del calvario, nos rescató del reino de las tinieblas, perdonando todos nuestros pecados. Gracias a este rescate realizado, nosotros ya no pertenecemos al reino de las tinieblas donde gobierna el maligno, un reino donde no existe luz, calor, gozo, paz y alegría. Ahora pertenecemos al reino de Cristo, un reino donde sobreabunda el amor, la luz, el calor, el gozo, la paz y la alegría.

Todos los que hemos recibido a Cristo Jesús como nuestro Señor y Salvador en nuestro corazón, hemos sido rescatados del poder de las tinieblas, para servir a un Rey justo que gobierna desde las alturas. Pese a que este reino todavía no es visible para nosotros, es real, y se manifestará en su plenitud en el regreso de nuestro Señor a este mundo. Mientras esperamos la manifestación del reino de Cristo, debemos mantener nuestra lealtad a Él. Debemos tratar de llevar una vida completamente apartados de las tinieblas y de los placeres que ofrece ella. En su lugar, debemos llevar una vida de estrecha comunión con nuestro Señor, mediante el estudio de su Palabra, la oración y nuestro servicio en el cuerpo de Cristo con los diferentes dones que hemos recibido

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x