Jesus Is Life

UNA VIDA ESCONDIDA

UNA VIDA ESCONDIDA.

Las cosas que ofrece este mundo son atrayentes para la naturaleza carnal, por eso las personas que no han aceptado a Cristo Jesús en sus vidas, se dejan atraer de ellas, porque el deseo de sus corazones es vivir complaciendo a los deseos de su carne, sin importar si los lleva a la condenación eterna. Pero las personas que han aceptado a Cristo, no deben ceder a los deseos de su carne, más bien deben rechazar los placeres que ofrece este mundo, ya que están muertos para este mundo y a los deseos de su vieja naturaleza, tal como lo afirma el apóstol Pablo: “Pues ustedes ya han muerto para el mundo, y ahora, por medio de Cristo, Dios les ha dado la vida verdadera. Cuando Cristo venga, también ustedes estarán con él y compartirán su gloriosa presencia.” Col 3:3-4 TLA.

Una vez que el Espíritu Santo lleva a las personas a los pies de Cristo, las personas quedan totalmente unidas a Cristo y se hacen copartícipes personales de Su muerte terrenal. Con esta muerte, los deseos pecaminosos de la antigua vida del creyente quedan sepultados bajo tierra, por eso los placeres que ofrece este mundo ya no le son tan atrayentes como lo era antes de que reciba a Cristo. Con la muerte, la vieja naturaleza del deseo de pecar del creyente ha sido cambiada por una naturaleza espiritual que detesta los placeres de este mundo. Además, los creyentes como coparticipes de la muerte de Cristo, también son coparticipes de su resurrección, y gracias a esto, Dios les da una verdadera vida, porque la vida de la carne en este mundo es pasajera, pero la vida espiritual en el reino de los cielos es eterna. La vida eterna del creyente está oculta con Cristo en Dios. Así que la naturaleza interna de esta vida no es nada que se pueda ver, sino que es un asunto espiritual y esta se manifestará en el glorioso regreso de Cristo Jesús.

Nosotros hemos sido muertos a los deseos de nuestra vieja naturaleza pecaminosa, por eso no nos debe importar que las personas inconversas se burlen por no participar de los placeres de este mundo al igual que ellos. Debemos perseverar en el nuevo estilo de vida que hemos recibido del Señor, la cual rechaza completamente las normas y los valores propuestos por el mundo. Debemos perseverar en esta nueva vida que hemos recibido, porque esta vida nos garantiza una eternidad en el reino de los cielos junto a nuestro amado Padre Celestial. Mientras esperamos la manifestación de nuestra nueva vida que se encuentra oculta en el reino de los cielos, debemos llevar una vida de estrecha comunión con nuestro Señor, mediante la oración y el estudio de Su bendita Palabra, ya que esto nos ayudará a mantenernos fuertes y valientes para no ceder a los placeres que nos pueda ofrecer este mundo.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x