Jesus Is Life

JUICIO CONTRA LA IDOLATRÍA

JUICIO CONTRA LA IDOLATRÍA.

JEREMÍAS 51:17 ¡Toda la raza humana es necia y le falta conocimiento! Los artesanos quedan deshonrados por los ídolos que hacen, porque sus obras hechas con tanto esmero son un fraude. Estos ídolos no tienen ni aliento ni poder. 18 Los ídolos son inútiles; ¡son mentiras ridículas! En el día del juicio todos serán destruidos. 19 ¡Pero el Dios de Israel no es ningún ídolo! Él es el Creador de todo lo que existe, incluido su pueblo, su posesión más preciada. ¡El SEÑOR de los Ejércitos Celestiales es su nombre! NTV.

Parecería algo tonto e ilógico que en el tiempo presente, se siga confiando en ídolos e imágenes hechas por el hombre, en lugar de confiar en el único Dios verdadero que creó el universo y todas las cosas que en él subsisten. Pero hoy en día al igual que en el pasado, hay un número elevado de personas alrededor del mundo, que todavía rinden culto y adoración a ídolos e imágenes hechos por manos humanas. Por lo general, estas personas han heredado sus creencias, y pese a que ha pasado el tiempo, se niegan a abandonar la creencia religiosa de sus antepasados, y las siguen enseñando a las nuevas generaciones para que sus creencias religiosas no queden en el olvido. De esta manera tratan de asegurarse que se siga adorando y rindiendo culto a sus ídolos, sus imágenes y sus dioses, aunque pasen otros miles de años.

La necedad humana para dejar la adoración a los ídolos e imágenes hechas por los hombres es tanta, que pareciese que están faltos de entendimiento, porque solo las personas con falta de entendimiento, seguirían pensando que los objetos inertes que se pueden tocar y ver, les pueden dar más seguridad que el único Dios verdadero, que con Su asombroso poder, creó el firmamento, los astros, los planetas, las leyes físicas, químicas, biológicas y naturales, y todo lo que tiene vida. Los objetos creados por el hombre se oxidan, pudren y corrompen. En tanto que Dios es eterno y creador de todo. Él nunca dejará de existir, aunque su creación desaparezca por completo de la faz del espacio infinito.

En el final de los tiempos, el eterno Creador juzgará a todos los que rindan culto y adoración a los ídolos, imágenes y dioses creados por la mente humana. En aquel día glorioso para el Señor de los Ejércitos Celestiales, los artesanos quedarán deshonrados por los ídolos que con tanto esmero han hecho, porque no podrán hacer nada para defenderlos de la ira del Dios viviente. En el día del juicio Divino, los hombres por fin se darán cuenta que los objetos que adoraban y veneraban son totalmente un fraude. Todos los objetos hechos por las manos de los hombres, aunque pongan todo su esfuerzo jamás podrán tener aliento ni poder como para oponerse al único Dios verdadero.

La adoración a los ídolos, imágenes y dioses es una completa pérdida de tiempo, porque en el día que más se los necesite, no podrán hacer nada para ayudar a sus fieles. En el día del juicio todos serán destruidos sin ninguna oposición. ¡Pero el Dios de Israel no es ningún ídolo! Él es el Creador de todo lo que existe, incluido todos los habitantes del mundo, y todos los que le rinden culto y adoración son Su posesión más preciada. El Señor liberará a todos los que en Él confían, para que no sufran en el día de Su juicio conjuntamente con los que rindieron adoración a los ídolos, imágenes y dioses falsos. ¡El SEÑOR de los Ejércitos Celestiales es el nombre del único Dios verdadero! Él es el único que merece toda la honra, la gloria y la alabanza por toda la eternidad.

Queridos hermanos. En el final de los tiempos el Señor de los Ejércitos Celestiales destruirá por completo el engaño poderoso por el que los ídolos, las imágenes y los dioses falsos tienen sujetos a la humanidad inconversa. Después de todo, los ídolos, las imágenes y los dioses no son nada más que el producto de la imaginación y de la invención de la mente humana. Por lo tanto, su poder no puede ser mayor que el de aquel que los creó. Su promesa ilimitada de que pueden dar poder y éxito, no es más que un fraude. En aquel día glorioso, la majestad y el poder del único Dios verdadero resplandecerá por todo lo alto. Amigo. Si usted todavía cree que los ídolos, las imágenes y los dioses falsos que adoraron sus antepasados tienen poder, deje de creerlo, porque todos esos, son un fraude creado por la mente humana. Ellos no pueden hacer nada para ayudarlo y en el día que más los necesite, se dará cuenta de esta realidad. Antes de que llegue el día glorioso del Señor, despójese de todas sus creencias religiosas erróneas y acepte al único Dios verdadero. Solo Él le podrá rescatar de la ira del día venidero.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x