Jesus Is Life

CUIDEMOS NUESTRA VIDA Y NUESTRA ENSEÑANZA

CUIDEMOS NUESTRA VIDA Y NUESTRA ENSEÑANZA.

En ocasiones como seguidores de Cristo, no tomamos en cuenta lo valioso e importante que es nuestro testimonio delante de los hombres, por eso, no tenemos un adecuado control de nuestro comportamiento en público y damos una mala imagen como cristianos que somos. Para que no demos una mala imagen de nuestra vida en Cristo, debemos aplicar en nuestra vida cotidiana, los siguientes consejos que le dio el apóstol Pablo a Timoteo: “Ten mucho cuidado de cómo vives y de lo que enseñas. Mantente firme en lo que es correcto por el bien de tu propia salvación y la de quienes te oyen.” 1 Timoteo 4:16 NTV.

Como representantes de Cristo ante las personas inconversas, debemos tratar de llevar una vida ejemplar, y así no causar una mala imagen del cristianismo. Con nuestra vida ejemplar, podremos alcanzar a muchas personas con el mensaje trasformador de Cristo. Aparte de llevar una vida ejemplar, también debemos tener mucho cuidado de lo que enseñamos a otros, porque si nuestras enseñanzas no están alineadas correctamente a las enseñanzas de la Palabra de Dios, podemos llevar a las personas a un error doctrinal, al pecado, a la herejía y a la condenación eterna. Para no llevar a las personas al error doctrinal y a su condenación, debemos dedicarnos diligentemente al estudio minucioso de las Sagradas Escrituras, ya que así, tendremos una base doctrinal correcta para una enseñanza sana, que dirija a las personas a los pies de Cristo y a su salvación.

Además, debemos estar en guardia contra aquellos que quieran persuadirnos que cómo vivimos es más importante que lo que creemos y enseñamos. Como fieles seguidores de Cristo, debemos mantenernos atentos a todas las enseñanzas e instrucciones dadas por el apóstol Pablo, y todos los siervos de Dios que nos precedieron para poder aplicarlos en nuestra vida cotidiana, solo así, podremos mantenernos firmes y seguros en nuestra salvación, y la salvación de todas las personas a las cuales les hayamos instruido en el camino de la salvación y la vida eterna.

Mediante el cuidado minucioso de nuestra vida de devoción y la predicación fiel de las Sagradas Escrituras, podremos continuar siendo el instrumento humano que Dios use para traer el evangelio y salvar a personas que lo escucharon. Aunque la salvación es una obra exclusiva de nuestro amoroso Señor, Él se deleita en realizarla por medio de instrumentos humanos. Si anhelamos ser esos instrumentos útiles en las manos del Señor, debemos tratar de llevar una vida que lo honre y lo glorifique, para que los hombres no tengan de que reprocharnos al momento que les compartamos el evangelio de la salvación y la vida eterna.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x