Jesus Is Life

ANTES DE TOMAR UNA DECISIÓN

ANTES DE TOMAR UNA DECISIÓN.

JEREMÍAS 42:1 Entonces los líderes guerrilleros, incluidos Johanán… y Jezanías… junto con todo el pueblo… se acercaron a 2 Jeremías el profeta y le dijeron: Por favor, ora al SEÑOR tu Dios por nosotros… 3 Ora que el SEÑOR tu Dios nos muestre qué hacer y adónde ir. 4 Está bien contestó Jeremías, oraré al SEÑOR su Dios, como me lo han pedido, y les diré todo lo que él diga. No les ocultaré nada. 5 Ellos dijeron a Jeremías: ¡Que el SEÑOR tu Dios sea fiel testigo contra nosotros si rehusamos obedecer todo lo que él nos diga que hagamos! 6 Nos guste o no, obedeceremos al SEÑOR nuestro Dios a quien te enviamos con nuestro ruego. Pues si le obedecemos, todo nos irá bien. NTV.

Orar a Dios y pedir su dirección antes de tomar una decisión importante, es algo lógico y lo mejor que pueden hacer los seguidores de Cristo. Pero muchas veces los creyentes oran por esa dirección, pero no están dispuestos a seguir sus instrucciones, ya que las instrucciones que reciben de parte del Señor, precisamente no son las que ellos esperaban. Cuando eso sucede, desechan las instrucciones recibidas y siguen sus propios planes, los cuales son contrarios a la voluntad de su Creador. Pedir la dirección de Dios y no seguirlas, es un grave error que cometen las personas, pues todo lo que hagan contra la voluntad del Señor están destinadas al fracaso.

Un pequeño puñado de hebreos que habían quedado en la región de Judá tras la destrucción de la ciudad de Jerusalén, al enterase de que el gobernador de Judá nombrado por el rey Nabucodonosor, había sido asesinado por uno de sus compatriotas, tuvieron miedo de quedarse en esas tierras por la posible represalia del monarca babilonio. Así que la mayoría de ellos acordó que lo mejor que podían hacer, era ir a refugiarse en Egipto, y estar a salvo de las manos de Nabucodonosor y su ejército. Pero algunos de ellos no estaban completamente seguros de que la idea de irse a Egipto era la mejor decisión para resguardar sus vidas. Ante la indecisión de algunos, convinieron en ir a consultar al profeta Jeremías y pedirle que orara por ellos. Tomar una decisión importante no es fácil, más aún cuando la vida está en juego, por eso ante una decisión importante, siempre será mucho mejor acudir a alguien que tenga una mayor madurez espiritual.

El grupo de judíos al mando de Johanán y Jezanías se acercaron al profeta Jeremías y le dijeron que estaban buscando una respuesta que fuera mejor para todos. Entonces le pidieron al profeta que orara al Señor por ellos, para que les muestre cual era la mejor decisión, si quedarse en Judá o irse a las tierras egipcias, y para despejar cualquier duda, ellos hicieron un juramento solemne al profeta y a Dios. Prometieron que iban a obedecer el consejo del Señor sin importar cual fuere este consejo, ya que estaban convencidos de que si obedecían al Señor todo les iba a ir bien. En algunas ocasiones, los consejos del Señor son muy contrarios a lo que espera el creyente, pues Él sabe lo que es mejor para cada uno. Ante los consejos inesperados, los creyentes deben estar dispuestos a obedecerlos sin ninguna clase de reproches.

El profeta Jeremías escuchó a sus compatriotas, y haciendo a un lado cualquier duda que pudiera tener acerca de la sinceridad de ellos, les prometió que haría lo que le pedían, iría ante el Señor de parte de ellos y le consultaría que deberían hacer, si quedarse en la región de Judá o escapar a tierras egipcias para resguardar sus vidas. El profeta les prometió que no iba a ocultarles nada de lo que le diga el Señor en cuanto a la duda que tenía. Dios es el único que puede despejar las dudas que el creyente puede tener. Él es el único que puede dar el consejo más adecuado, útil y práctico para la vida. Por eso ante cualquier duda, el creyente puede acercarse confiadamente ante el Señor para recibir su dirección.

Queridos hermanos. Al momento que un grupo de judíos no estaban completamente de acuerdos con una decisión muy importante para el grupo, decidieron acudir al profeta Jeremías para que él intercediera delante del Señor por ellos, pues tenían la convicción que Dios escucharía a su fiel siervo y le daría las instrucciones para todos ellos. Ante cualquier duda, en cuanto a una decisión que puede afectar nuestras vidas, o la vida de alguien más, es importante que busquemos a alguien que sea espiritualmente más maduro que nosotros, para que nos pueda orientar, o alguien que pueda interceder por nosotros ante Dios. Hermanos. Cuando pidamos una dirección al Señor, no lo hagamos solo por hacer, sino con la ferviente decisión de seguir sus instrucciones, sin importar cuales fueren estas. Sabiendo que las instrucciones del Señor, siempre serán las más apropiadas para nuestras vidas.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x