Jesus Is Life

TESTIMONIOS ANTE EL MUNDO

TESTIMONIOS ANTE EL MUNDO.

JEREMÍAS 33:1 Mientras Jeremías aún estaba detenido en el patio de la guardia, el SEÑOR le dio un segundo mensaje: 5 Ustedes esperan luchar contra los babilonios pero los hombres de esta ciudad ya están como muertos, porque en mi terrible enojo he decidido destruirlos. Los abandoné debido a toda su perversidad. 6 … llegará el día en que sanaré las heridas de Jerusalén y le daré prosperidad y verdadera paz. 7 Restableceré el bienestar de Judá e Israel y reconstruiré sus ciudades. 8 Los limpiaré de sus pecados contra mí y perdonaré todos sus pecados de rebelión. ¡Entonces esta ciudad me traerá gozo, gloria y honra ante todas las naciones de la tierra! NTV.

Honrar y glorificar a Dios con su vida, debería de ser el propósito de todo seguidor de Cristo, pero este no es el caso de la mayoría de cristianos, ya que ellos tienen sus propios propósitos, y no es la de reflejar a Cristo en sus vidas, por eso, no se apartan completamente del pecado y dan un inadecuado testimonio al mundo de lo que es la vida cristiana. El hombre que no refleja el carácter de Cristo en su vida, demuestra que no ha tenido una regeneración y sigue viviendo en la obscuridad del pecado, porque todo aquel que es regenerado gracias al sacrificio de Cristo, se aparta del pecado y da un adecuado testimonio al mundo, ya que precisamente este es el propósito del Señor al regenerar al hombre de su vieja naturaleza pecaminosa.

Mientras Jeremías todavía se encontraba preso en el palacio de Jerusalén, el Señor de los ejércitos celestiales, se le presentó y le dio una nueva revelación acerca de los acontecimientos futuros que iba a suceder con el pueblo de Israel, por su desobediencia a las leyes dadas en el monte Sinaí y su necedad al no atender a las advertencias que se le fueron dadas. El Señor le dijo al profeta que la ciudad sería destruida y sus habitantes irían al cautiverio a Babilonia. Además, le mostró que nadie puede ir en contra de sus planes sin pagar las consecuencias de sus actos. Ningún hombre puede ir en contra de los planes establecidos por el Señor, sin salir afectado por ello. Durante la invasión del imperio babilonio, el pueblo de Israel luchó para no ser conquistado, pero todos sus esfuerzos fueron en vano, solo encontraron la muerte y el cumplimiento de lo que Dios ya les había revelado por medio de sus profetas en el pasado. El pueblo de Israel pagó cara su rebeldía contra Dios y ese mismo destino le espera a todo aquel que reúse escuchar Sus advertencias.

El Señor no solo rebeló al profeta Jeremías, el castigo que le esperaba a Israel, sino también le rebeló su futura redención. El Señor en su amor y misericordia; escucharía el llanto, el dolor, el clamor de su pueblo y restauraría Jerusalén, no porque el pueblo clamara, sino porque era parte de su plan final. El desastre de Babilonia no cambió los propósitos que Dios tenía para su pueblo. A la justicia Divina del Señor, siempre le acompaña Su misericordia. A través de esta revelación, el Señor le dio nuevas esperanzas al pueblo de Israel, les prometió que restauraría la ciudad, que curaría sus heridas sin importar que tan profundas estas fueran. Además, le prometió que limpiaría sus pecados y purificaría sus vidas para que el pueblo Le trajera gozo, gloria y honra ante todas las naciones de la tierra. El propósito final de Dios al redimir al pecador, es para que el redimido sea un fiel testimonio visible ante el mundo el poder transformador del sacrificio de su Hijo amado.

Queridos hermanos. En el pasado, después de una dura disciplina, el Señor restableció su comunión con el pueblo hebreo. Perdonó todas sus rebeliones y purificó completamente sus vidas para que sean un testimonio de gozo, gloria y honra ante todas las naciones de la tierra. Dios al perdonar los pecados de los hombres, anhela que todos sus redimidos, sean una luz que alumbra en la vida de los hombres que todavía caminan en las tinieblas. El Señor espera que, por el correcto testimonio de sus seguidores, muchos hombres perdidos acudan a Él en busca de perdón y salvación para sus almas. Hermanos. Ya que fuimos regenerados gracias al sacrificio realizado por Cristo Jesús en la cruz, tratemos de llevar una vida que Le de gozo, gloria y honra ante todas las naciones del mundo. Que el mundo reconozca que solo el Señor puede regenerar la vida de un pecador y darle una nueva esperanza de vida eterna en los lugares Celestiales.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x