Jesus Is Life

NO MIREMOS EL PASADO

NO MIREMOS EL PASADO.

Cuando las cosas salen mal una y otra vez en la vida, es difícil para el hombre tener pensamientos positivos, pues esas experiencias amargas y dolorosas del pasado, le hacen dudar de que la situación pueda mejorar en el futuro. Todo hombre que se queda enfrascado en su pasado, puede llegar a perder la ilusión de seguir adelante con su vida, ya que ha perdido toda esperanza de un mañana mejor. Este sentimiento, posiblemente lo tuvo el pueblo hebreo al encontrarse cautivo en Babilonia, por eso el profeta Jeremías, para tratar de alentar a sus compatriotas les dijo: “Y ahora, Dios le dice a su pueblo: «No recuerden ni piensen más en las cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo, y ya he empezado a hacerlo. Estoy abriendo un camino en el desierto y haré brotar ríos en la tierra seca.” Isaías 43: 18-19 TLA.

Ante la aflicción de su pueblo, El Señor habló a través del profeta Isaías para darles una nueva esperanza de que vendrían mejores días para el pueblo. De que todo lo que estaban sufriendo en Babilonia, iba a quedar en el pasado, solo como un mal recuerdo porque el Señor estaba preparando algo nuevo y maravilloso para el pueblo escogido. El Señor, no estaba recién preparando un plan para sacarlos de la cautividad en Babilonia, sino que ese plan ya estaba en marcha. Dios estaba trazando el camino en medio del desierto, para que su pueblo pasara sin ninguna clase de obstáculo a la tierra que les había dado a sus antepasados como posesión perpetua. En la tierra renovada, el Señor transformaría los lugares desérticos en lugares húmedos de abundantes aguas, de manera que las criaturas del desierto estarán agradecidas.

El mensaje de esperanza dada por el Señor, incluía los recordatorios de que Él los había creado y redimido, y que estaría con ellos siempre. Este mismo mensaje de aliento da el Señor a los que en la actualidad están atravesando por situaciones difíciles y complicadas, recordándoles que no se encuentran solos en medio de estas tormentas, sino que tienen a Él cerca de ellos para reconfortarles. Los creyentes podemos tener la certeza de que las aflicciones que estemos enfrentando hoy, no serán para siempre, pues llegará un día cuando el Señor nos dará la victoria sobre todas esas aflicciones, y todo el trago amargo quedará en el pasado como una simple anécdota de nuestra vida. Por nada del mundo debemos quedarnos enfrascados en lo que hemos sufrido, más bien, debemos mirar para adelante, porque el Señor tiene un maravilloso plan para cada uno de nosotros, y ese plan, ya está en ejecución desde el momento mismo que el Señor entregó Su preciosa vida por nosotros.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x