Jesus Is Life

CRISTO PERMANECE FIEL

CRISTO PERMANECE FIEL

En la actualidad, si alguien hace una promesa, es más que seguro que las personas a las cuales se les hizo esa promesa, duden del cumplimiento de la misma, porque la palabra del hombre ya no tiene el mismo valor que tenía hace muchos años atrás. Con el pasar de los tiempos, la palabra del hombre sigue devaluándose cada vez más, debido a que constantemente falta a su palabra. Las promesas del hombre se han convertido en simples palabras, porque no ha podido permanecer fiel a ellas. Pero en contraste al hombre, existe alguien que siempre permanece fiel a sus promesas y nunca falla. Esto lo afirma el apóstol Pablo en su epístola al joven Timoteo: “Y aunque no seamos fieles, Cristo permanece fiel; porque él jamás rompe su promesa.” 2 Timoteo 2:13 TLA.

Ningún creyente puede permanecer fiel en su compromiso de obedecer la palabra de Dios, pero a pesar de que el creyente no permanezca fiel, el Señor permanece siempre fiel, porque el Señor nunca romperá las promesas hechas a sus seguidores, porque la inmutabilidad es uno de sus atributos Divinos. Debido a este atributo, el Señor, no puede negarse a sí mismo, pues si fuera infiel no sería Dios. ¿Acaso esto significará que realmente al Señor, no le importa mucho si el creyente permanece fiel? De ninguna manera, pues Cristo desea que todos sus seguidores permanezcan siempre fieles, pero también sabe que por su carnalidad, no puede permanecer en esa fidelidad que demanda. Esto tampoco es una licencia para que el creyente voluntariamente persista en el pecado. Un Dios fiel permanece verdadero a su palabra, pero también a su palabra de juicio. Todo aquel que no trate de permanecer fiel a su compromiso con el Señor, será condenado igual que una persona que jamás aceptó el evangelio.

Es un consuelo y un aliento para los seguidores de Cristo, saber que Dios permanece fiel, pese a que nosotros no lo seamos. Las promesas del Señor para el creyente siempre estarán ahí, a pesar de que se haya alejado de sus caminos, pues cuando el creyente penitente regrese al camino de la salvación, encontrará la misma misericordia y el mismo perdón que había hecho a un lado. Así como el trono de gracia de Jesucristo no se aleja de nosotros, ni nos impide volver ante él, aun cuando pecamos, así también permanecen todos estos tesoros y dones suyos. Es difícil que siempre permanezcamos fieles a nuestro Señor, pero debemos de tratarlo. Debemos pedir a Dios que nos dé la fortaleza necesaria para permanecer fiel a Su palabra, porque solo con nuestra fidelidad, demostraremos que realmente amamos a nuestro Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x