Jesus Is Life

DIOS PERMANECE JUNTO A SUS SIERVOS

DIOS PERMANECE JUNTO A SUS SIERVOS.

JEREMÍAS 20:7 Oh SEÑOR, me engañaste, y yo me dejé engañar. Eres más fuerte que yo, y me dominaste. Ahora soy objeto de burla todos los días; todos se ríen de mí. 8 Cuando hablo, me brotan las palabras. Grito: «¡Violencia y destrucción!». Así que estos mensajes del SEÑOR me han convertido en objeto de burla. 10 … Me amenazan diciendo: «Si dices algo te denunciaremos». Aun mis viejos amigos me vigilan, esperando que cometa algún error fatal… 11 No obstante, el SEÑOR está a mi lado como un gran guerrero; ante él mis perseguidores caerán. No pueden derrotarme. Fracasarán y serán totalmente humillados; nunca se olvidará su deshonra. NTV.

La libertad de culto, es un privilegio que no se puede disfrutar en algunas naciones del mundo. Ya que estos países restringen la adoración a otros dioses, que no sea el dios oficial de la nación. En estos países, la adoración a un dios diferente que no sea el oficial, es penado con el arresto o inclusive con la muerte. En el presente, muchos cristianos, se encuentran en estos países compartiendo el evangelio de la salvación y la vida eterna, puniendo sus vidas en peligro por la causa de Cristo. El peligro de llevar el mensaje de Dios, ha sido una constante a lo largo de los tiempos, ya que muchos profetas en los tiempos del Antiguo Testamento, tuvieron que pasar penalidades por anunciar la palabra de Dios, y esto, no cambió en los tiempos del Nuevo Testamento, ya que en ese período, muchos seguidores de Cristo, tuvieron que pagar con sus vidas por compartir el mensaje del arrepentimiento.

Muchos siervos de Dios, sufrieron por cumplir el llamado, algunos fueron burlados y menospreciados, otros fueron arrestados, azotados e incluso asesinados. El profeta Jeremías fue uno de los siervos que pasó por estas penalidades. Sus propios compatriotas se pusieron en su contra, porque el profeta anunciaba las consecuencias que se avecinaban sobre la nación a causa de sus pecados. El pueblo no quería escuchar estas advertencias de juicio, porque no querían cambiar el estilo de vida que habían adoptado. Jeremías por sus palabras de violencia y destrucción, se había vuelto en el enemigo público número uno de toda la nación. Incluso, los sacerdotes que supuestamente estaban al servicio de Dios, no querían ni ver a Jeremías.

El profeta tenía la certeza que el repudio que sentían sus compatriotas hacia él, era debido al mensaje de Dios. y esto, se lo hizo saber a su Creador. Pese a su aflicción por la persecución de sus compatriotas y de sus propios amigos, el profeta no podía dejar de anunciar el mensaje, porque la palabra de Dios era como una llama ardiente en su interior. Tampoco estaba dispuesto a abandonar su llamado, pues tenía la convicción de que el SEÑOR permanecía cerca de él, como un gran guerrero dispuesto para defenderlo y luchar en contra de todos sus perseguidores. A pesar de que los siervos de Dios sean perseguidos por cumplir su llamado, no deben rendirse, más bien deben seguir adelante, teniendo la certeza de que en esta labor nunca van a estar solos, sino que van a tener el cuidado y la protección del único Dios verdadero en cada instante. Dios en todo momento va a cuidar y proteger a todos sus siervos, sin importar en qué lugar se encuentren, Él, luchará contra todo aquel que quiera lastimar a sus elegidos, dándoles una derrota deshonrosa que nunca van a olvidarlo.

Queridos hermanos. Cumplir con el llamado, no va a ser fácil para todos, talvez algunos tendrán que sufrir padecimientos similares, o mucho mayores a las que padeció el profeta Jeremías, pero en esos momentos de aflicción, no tiene que rendirse, debe seguir adelante cumpliendo con la encomienda del Señor, teniendo la certeza de que el Señor, nunca lo va abandonar, sino que estará cerca de él, como un gran Guerrero, dispuesto para destruir a todo aquel que intente lastimar a su escogido. Hermanos. En este mundo caótico, donde un gran número de personas, repudian a todo aquel que anuncia la palabra de Dios, somos los escogidos y llamados a cumplir esta labor. No nos desanimemos si en algún momento somos causa de burla de estos hombres perversos, o de nuestros propios amigos, más bien, sigamos adelante proclamando el evangelio de la salvación, confiando en el cuidado y la protección de nuestro amado Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x