Jesus Is Life

NO HAGA NADA POR INTERÉS

NO HAGA NADA POR INTERÉS.

ISAÍAS 58:3 “¡Hemos ayunado delante de ti! dicen ellos. ¿Por qué no te impresionamos? Hemos sido muy severos con nosotros mismos, y ni siquiera te das cuenta”. ¡Les diré por qué! les contesto. Es porque ayunan para complacerse a sí mismos. Aun mientras ayunan, oprimen a sus trabajadores. 4 ¿De qué les sirve ayunar, si siguen con sus peleas y riñas? Con esta clase de ayuno, nunca lograrán nada conmigo. NTV.

Obtener el favor y las bendiciones de Dios, es el deseo de millares de personas alrededor del mundo. Con este propósito, hacen todo lo humanamente posible para tratar de agradarle. En sus intentos de agradar a Dios, algunos hombres hacen sacrificios o penitencias corporales, como flagelarse el cuerpo tratando de imitar el sufrimiento que padeció Jesucristo antes de entregar Su vida en la cruz del calvario. Otros tratan de imitar las costumbres del Antiguo Testamento, realizando rituales religiosos propios de la cultura hebrea. Otros realizan jugosas donaciones económicas a iglesias y organizaciones cristianas. Y mientras otros, religiosamente tratan de llevar una vida piadosa tratando de cumplir la ley del ayuno. Pero todas estas acciones sacrificas que hacen los hombres, son para tratar de obtener el favor de Dios y no por llevar una vida totalmente consagrada a Él por amor.

Es muy evidente cuando el hombre hace algo para tratar de agradar a Dios, pues cuando no recibe de Sus favores, Le cuestiona, y Le enlista las acciones que ha hecho. Esta práctica errónea para obtener el favor de Dios, viene desde las épocas del Antiguo Testamento. El profeta Isaías da una clara evidencia de esta práctica errónea por parte del pueblo hebreo, pues ellos, al no ver las respuestas inmediatas de Dios a sus demandas, Le empezaban a cuestionar y Le daban un listado de las acciones que habían hecho para ser merecedores de Su favor. Una de las acciones que Israel había hecho para tratar de agradar a Dios, fue ayunar. Pero como no vieron la respuesta de Dios, Le cuestionaron el por qué no le habían impresionado con ese sacrificio sobre humano que habían hecho.

Ante el cuestionamiento del pueblo hebreo, el eterno Creador dijo a su pueblo: No les contesto porque ayunan para complacerse a sí mismos. Una respuesta contundente de parte del Señor. Dios, de ninguna forma dará respuesta a las acciones interesadas realizadas por el hombre, nadie podrá ganarse las bendiciones que sólo Dios puede dar por Su infinita gracia. Toda obra humana, incluso la más noble, es indigna e imperfecta delante de Dios. El pueblo se había enorgullecido de sus ayunos, pero, aunque esos ayunos pudieran haber parecido muy piadosos, no eran sinceros, ni eran de un corazón humillado y quebrantado delante del Señorío del soberano Dios. Además, ellos presentaban sus ayunos, pero sin dejar las prácticas inadecuadas que detestaba el Señor, porque ellos seguían explotando a sus trabajadores, haciendo con ellos como les venía en gana.

Y no solo eso, porque con regularidad Sus ayunos terminaban en: riñas, contiendas y alborotos. Sus corazones y vidas no eran cambiadas por la adoración presentada al Señor en ese tiempo de comunión, pues carecían de compasión y generosidad, de humildad y amor. Más bien seguían siendo contenciosos, arrogantes, egoístas y codiciosos. Por eso el Señor una vez más les afirmó que, con esa clase de ayuno, nunca lograrán nada de Él. Que no resibirían la respuesta que ellos esperaban con ese supuesto sacrificio de entrega.

Queridos hermanos. Al igual que el pueblo hebreo, muchos cristianos en la actualidad tratan de obtener el favor de Dios mediante acciones humanas, sin pensar que toda acción humana es imperfecta. Ninguna acción realizada por el hombre será digna de recibir la gracia divina que es propia de Dios. El hombre no debe hacer algo para tratar de obtener el favor de Dios, lo debe hacer por amor, y reconociendo que Él ya ha hecho todo por él, y que gracias a eso tiene la oportunidad de obtener la salvación y la vida eterna. Hermanos. Nuestro servicio a Dios debe ser por amor y no para tratar de ganarnos su favor, pues si solo lo estamos sirviendo por intereses propios, nuestro servicio prestado será en vano. De esa manera nunca agradaremos a Dios, porque el Señor detesta un corazón interesado. Si en algún momento ayunamos, debe ser para crecer en nuestra madurez espiritual y así poder llevar una vida totalmente consagrada a Dios.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

… [Trackback]

[…] Info on that Topic: jesusislife.net/2023/04/07/no-haga-nada-por-interes/ […]

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x