Jesus Is Life

BUSQUE AL SEÑOR

BUSQUE AL SEÑOR.

ISAÍAS 55:6 Busquen al SEÑOR mientras puedan encontrarlo; llámenlo ahora, mientras está cerca. 7 Que los malvados cambien sus caminos y alejen de sí hasta el más mínimo pensamiento de hacer el mal. Que se vuelvan al SEÑOR, para que les tenga misericordia. Sí, vuélvanse a nuestro Dios, porque él perdonará con generosidad. NTV.

Las posibilidades de tener éxito en la vida son escasas, y muchas veces se presentan una sola vez. En ocasiones, el éxito toca a la puerta sin que la persona esté preparada para asumir esa oportunidad, razón por la cual la deja escapar. Una vez que esa posibilidad se le ha escapado de las manos, comúnmente el hombre se arrepiente por no haber aprovechado esa oportunidad que posiblemente nunca más se le vuelva a presentar. Arrepentirse de la posibilidad de tener éxito en este mundo, no será nada comparable al arrepentimiento que deberá sufrir el hombre que no aprovechó la oportunidad de tener la salvación y la vida eterna. Dios en su amor y misericordia, da un sinfín de posibilidades al hombre para que encuentre la salvación, pero el hombre muchas veces desaprovecha esas oportunidades y las deja pasar, sin pensar que no siempre van a tener esas oportunidades, ya que, si le llega la muerte, moriría sin haber encontrado la salvación para su alma.

El profeta Isaías, ante la realidad pecaminosa en la que vivían sus compatriotas, les exhortó para que busquen al SEÑOR mientras pudiesen encontrarlo; que lo llamen ahora, mientras Él estaba cerca de ellos. El eterno Creador no tenía planificado alejarse de su pueblo, pero si tenía en sus planes enviar un castigo severo sobre ellos, debido a que ellos se habían rebelado una y otra vez, provocándole gran furor. Isaías no quería que sus compatriotas sufrieran la ira de Dios, por eso les pidió que con un corazón arrepentido y humillado lo buscaran, para que encuentren el perdón de sus pecados y aplaquen la ira del Dios viviente. El pueblo hebreo todavía tenía la oportunidad de encontrar el perdón de Dios, ya que el castigo todavía no había descendido sobre ellos. Dios todavía estaba esperando que su pueblo mostrara arrepentimiento, porque no quería descargar su ira contra ellos. Dios es paciente y da oportunidades al hombre para que se arrepienta de sus pecados, pero si desaprovecha esa oportunidad, no le quedará más remedio que derramar Su ira sobre el pecador.

El profeta deseaba que sus compatriotas mostraran un genuino arrepentimiento, y eso solo se vería reflejado en el cambio de estilo de vida que llevaban. Después de pedir perdón a Dios, Israel debía apartarse definitivamente de los caminos de la maldad y el pecado, incluso alejar de si hasta el mínimo pensamiento de hacer lo malo. Muchas veces el hombre se presenta delante de Dios y le pide perdón por haber transgredido sus enseñanzas, pero ese arrepentimiento no es de todo corazón, pues después de haber pedido perdón, sigue llevando una vida que le desagrada a Dios, ya que no se aparta completamente del pecado, sus pensamientos siguen anhelando practicar el mal.

Isaías al hacer este llamado a sus compatriotas, tenía la certeza de que Dios en su amor y misericordia, perdonaría completamente cualquier falta que ellos hubiesen cometido, ya que Dios era totalmente generoso y que estaba dispuesto a perdonarlos, dejar en el olvido todas las transgresiones y detener el castigo que tenía preparado. Dios en su amor y misericordia, está dispuesto a perdonar a todos aquellos que realmente muestren un genuino arrepentimiento. Dios quiere que toda la humanidad pueda disfrutar de una eternidad a Su lado, y lo demostró enviando a su amado Hijo para que muera por los pecados del hombre.

Queridos hermanos. Dios no planea apartarse de nosotros pese a los errores que podamos cometer. Él se mantiene siempre fiel pese a que nosotros no nos mantengamos en esa fidelidad. No conformes con no mantener nuestra fidelidad a Dios, nos apartamos o construimos una barrera entre Él y nosotros, por eso no lo buscamos cuando le ofendemos, ocasionándonos de esa manera nuestra propia condenación. Hermanos, Si a pesar de que hemos aceptado a Cristo Jesús como nuestro Señor y Salvador, pero seguimos viviendo bajo el control del pecado, es momento de mostrar un genuino arrepentimiento, presentémonos delante de Dios, con un corazón quebrantado y humillado por haberle fallado. Aprovechemos la oportunidad que el Señor nos está dando, ya que, si hoy no aprovechamos esta oportunidad, mañana podrá ser demasiado tarde, porque no sabemos que nos depara el día de mañana.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x