Jesus Is Life

DIOS NO NECESITA AL HOMBRE

DIOS NO NECESITA AL HOMBRE.

ISAÍAS 40:14 ¿Acaso el SEÑOR alguna vez ha necesitado el consejo de alguien? ¿Necesita que se le instruya sobre lo que es bueno? ¿Le enseñó alguien al SEÑOR lo que es correcto, o le mostró la senda de la justicia? 28 ¿Acaso nunca han oído? ¿Nunca han entendido? El SEÑOR es el Dios eterno, el Creador de toda la tierra. Él nunca se debilita ni se cansa; nadie puede medir la profundidad de su entendimiento. NTV

A través de los tiempos, los hombres más poderosos de los reinos e imperios dominantes de las diferentes épocas del mundo, han tratado de divinizarse. Arrogantemente han tratado que los habitantes del mundo les presten pleitesía y adoración, reconociéndolos como verdaderos dioses. A pesar de que hayan ejercido dominio y autoridad en sus épocas, ninguno de estos hombres pudo emular las acciones de un verdadero Dios, porque estos hombres necesitaron la ayuda de otros hombres para ejercer su dominio, poder y autoridad sobre los pueblos. Un verdadero Dios, no necesita a nadie para ejercer dominio, poder y autoridad sobre otros. Ya que su poder y su conocimiento debe ser suficiente para doblegar la voluntad de cualquier criatura existente en el universo. En la actualidad, algunos gobernantes del mundo, también anhelan ser reconocidos como dioses, pero ningún hombre que necesita de otro hombre para ejercer su dominio o autoridad sobre otros, podrá ser reconocido como dios.

El hombre, por más deseo que tenga, jamás podrá alcanzar la divinidad anhelada, ¿porque para alcanzar esa divinidad? Tendría que estar a la par con el único Dios verdadero. El Dios que creó todo el universo, Quien no necesito ayuda para hacerlo, ni tampoco alguien que le dirija para crearlo. Él con su infinito poder y conocimiento, lo creo todo de la nada, inclusive al arrogante hombre que anhela alcanzar la divinidad de su Creador. En las diferentes épocas del mundo, ha vivido hombres que se han creído más sabios que Dios, ¿Será que estos hombres en algún momento le pudieron aconsejar a Dios? De ninguna manera, esto lo afirma enérgicamente el profeta Isaías.

En el tiempo del profeta, muchos hombres arrogantemente creían tener un amplio conocimiento de las cosas existentes en el universo, por eso Isaías, les hizo una serie de preguntas a pesar de saber cuál serían las respuestas de los hombres. El profeta les preguntó: ¿Quién tuvo la capacidad para aconsejar a Dios? La respuesta era más que obvia: nadie aconsejo a Dios, porque nadie tenía más sabiduría que el Señor de los ejércitos celestiales. El más inteligente de los seres humanos, ya sea hombre o mujer, puede ser aclamado por la sociedad que reconoce las grandes contribuciones que haya hecho en algún terreno de la razón natural, pero esa, es una grandeza que solo se puede medir comparándolas con otros seres humanos, no cotejándola con la omnisciencia de Dios.

Dios no necesita a una persona para que lo aconseje, o para que lo instruya sobre lo que es bueno, o que se le enseñe lo que es correcto, o le muestre la senda de la justicia. Ya que Él es todo eso y mucho más. El Señor es sabio, bueno, recto y justo, no hay nadie en el mundo que pueda reunir esas cualidades para apenas tratar de ayudar a Dios a mejorar en esas áreas. Dios es absolutamente perfecto y no necesita de nadie, y menos la ayuda de un ser insignificante como el hombre. Ni reuniendo la mente de todos los hombres más inteligentes del mundo, jamás podrían estar a la par con Dios. El SEÑOR es el Dios eterno, Él es el Creador de toda la tierra, inclusive del hombre, por eso ninguna criatura creada por Dios, podrá medir la profundidad de Su entendimiento.

Queridos hermanos. ¿Qué le podrían ofrecer las naciones a Dios que pudiera influenciarlo? ¿Qué sacrificio podría hacer algún ser humano que hiciese sonreír al Señor? ¿Qué necesita el Creador de algún ser humano o de todos ellos juntos? Nada en absoluto, Dios no necesita del hombre para cumplir sus propósitos. Ya que Su sabiduría sobrepasa cualquier entendimiento humano. Él no necesita de consejero alguno y nadie jamás podrá oponérsele a sus designios, pues los pueblos y las naciones del mundo, son como gotas de agua en un recipiente o polvo en una balanza en comparación con el poder e inteligencia de Dios. Hermanos. La sabiduría de Dios es inimaginable e inalcanzable. Ningún ser humano por más que se prepare académicamente, o conozca todas las ciencias humanas y lea todos los libros del mundo podrá alcanzar la sabiduría de Dios. El conocimiento del hombre es insignificante en comparación al conocimiento de Dios, porque el conocimiento es uno de Sus atributos divinos. Dios es el conocimiento, la sabiduría, la rectitud, la justicia, el amor, el poder y todos los atributos que el hombre pueda imaginarse. Dios es el Todo, y el hombre un ser insignificante a Su lado.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x