Jesus Is Life

ANUNCIAR EL EVANGELIO ES UNA ORDEN DIVINA.

A muchos, nos gusta sentirnos importantes y admirados por las personas, con esa ambición, empezamos a destacarnos en diferentes actividades, ya sea en el ámbito académico, deportivo, arte y cultura, para así, llamar la atención de los que nos rodean. Esto de llamar la atención y sentirse importantes, no solo ocurre en el ámbito secular, sino también en el ámbito cristiano, ya que, en el cuerpo de Cristo, existen personas que utilizan la predicación del evangelio del Reino, para sentirse admirados e importantes entre los seguidores de Cristo. El apóstol Pablo, con respecto a esto escribe: “Yo no anuncio la buena noticia de Cristo para sentirme importante. Lo hago porque Dios así me lo ordenó. ¡Y pobre de mí si no lo hago!” 1 Corintios 9:16 TLA.

Seguramente que no hay nada más grande, ningún servicio más glorioso que anunciar el mensaje de la salvación y la vida eterna en Cristo Jesús. Pero el apóstol afirma que no anunciaba la buena noticia de salvación para sentirse importante entre los seguidores de Cristo, más bien tenía un impulso divino, y se sentía constreñido a hacerlo. Ya que el apostolado, no era una vocación que había escogido por sí mismo, pues había recibido el nombramiento directamente del Señor, y sería el más desgraciado de los hombres si no obedeciese a la comisión divina. La predicación de las buenas nuevas de salvación, no es algo que el hombre voluntariamente haya escogido realizarlo, ya que la predicación del evangelio, es una ordenanza que Cristo Jesús dio a sus seguidores. Si la predicación del evangelio, fue una ordenanza divina, no hay razones para que el hombre se gloríe y se sienta importante de obedecer dicha ordenanza.

Comprendiendo que anunciar las buenas nuevas de salvación, es una ordenanza que Cristo Jesús nos dio. Anunciemos el evangelio con denuedo, anhelando cumplir y obedecer el mandato de nuestro Señor, sin sentirnos importantes, ni esperando recibir la admiración por parte del círculo cristiano. Pues si no anunciamos el evangelio como es debido, el escarmiento más severo de Dios está reservado para los siervos infieles.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x