Jesus Is Life

SEA SENSATO AL DESIGNAR LÍDERES

ECLESIASTÉS 10:5 He visto otro mal bajo el sol: los reyes y gobernantes cometen un grave error 6 cuando le otorgan gran autoridad a gente necia y asignan cargos inferiores a personas con capacidad comprobada. 7 Hasta he visto sirvientes cabalgar como príncipes, ¡y príncipes andar a pie como si fueran sirvientes! NTV.

En el presente al igual que en el pasado, no es raro ver en los puestos de gobierno de una nación, a personas incapaces de cumplir las funciones para las cuales fueron designadas. Muchas veces estas personas ocupan esos cargos importantes por su estrecha relación con el gobernante de turno, antes que por sus capacidades y desempeños, ya que la mayoría de los gobernantes cuando son electos y asumen sus puestos de gobierno, eligen a sus colaboradores de campaña, o a sus simpatizantes más cercanos para conformar su gabinete gubernamental, sin realizar un análisis profundo de sus habilidades y capacidades para desempeñar esas funciones importantes. Ante esta práctica muy común de los gobernantes, los hombres y mujeres más aptos y nobles para ocupar esos puestos de gobierno quedan relegados a segundo término. Salomón observó esta clase de gobiernos en la mayoría de los reinos vecinos de Israel.

Otra inconsistencia que le molestaba a Salomón en este mundo de enredos se trataba de las decisiones sin sabiduría e injusticias provenientes de los gobernantes. A menudo los gobernantes por su falta de sabiduría o por su necedad, colocan a los hombres en posiciones sin que reúnan las cualidades necesarias, mientras que a otros que son realmente hábiles los colocan en tareas menores, desperdiciando de esa manera los talentos que ellos tienen. Es triste decirlo, pero es evidente, pues las prácticas inadecuadas que observó Salomón en el pasado, se siguen practicando en la actualidad. Hoy en día se puede observar a personas que están en lugares de privilegio que no les corresponden debajo del sol. Los necios están en grandes alturas ocupando puestos que no se lo merecen, mientras que los ricos en sabiduría y conocimiento están sentados en puestos insignificantes.

Estos tipos de prácticas no solo ocurren dentro del ámbito secular, sino también en el ámbito ministerial, pues muchos pastores y líderes de congregaciones cristianas, colocan a hermanos que no tienen los dones o los talentos necesarios para liderar un determinado ministerio. Estos líderes religiosos, tienden a tener estas prácticas por la simpatía o la amistad que tienen con determinados hermanos, o porque los unen lazos familiares. Con estas prácticas reprochables, relegan a los hermanos que tienen los dones y talentos necesarios para desempeñar satisfactoriamente el rol de liderazgo ministerial que necesitan las congregaciones.

Para afianzar su inconformidad, el sabio Salomón cita otro acontecimiento similar al primero, recalca que ha visto sirvientes cabalgando como príncipes, y príncipes andando a pie como si fueran sirvientes. Indicando con estos ejemplos que las cosas andan al contrario de cómo debía ser, que las cosas no son lo que debieran ser. Estas prácticas inadecuadas a la postre pueden generar grandes inconvenientes no solo a los gobernantes y líderes, sino a toda la nación. Ya que las personas electas a dedo, por su falta de conocimiento, realizarán mal su trabajo y ocasionarán que la nación no marche por tan buenos caminos.

Queridos hermanos. A Salomón le parecía algo absurdo que en los puestos de importancia, se encuentren personas no tan capaces para desempeñar funciones importantes, y que las personas realmente capaces estén en puestos no tan importantes. Esta ironía que observó el sabio en el pasado, es algo real que se sigue observando en la actualidad, ya que hay muchas personas incapaces ocupando puestos importantes dentro de las instituciones, empresas, y sectores públicos como privados. Hermanos. Si en algún momento tenemos la posibilidad de designar líderes para que ocupen un determinado cargo, no elijamos a los aspirantes por la amistad que podamos tener con alguno de ellos, ni tampoco por los lazos familiares que nos puedan unir, más bien, debemos de elegirlos por las capacidades que puedan tener para desempeñar las funciones para lo cual se necesita. Esta adecuada práctica la debemos de aplicar tanto en el ámbito secular como en el ministerial, solo así lograremos que todo marche bien.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x