Jesus Is Life

LA VIDA ES UN REGALO DE DIOS

LA VIDA ES UN REGALO DE DIOS.

ECLESIASTÉS 5:18 … Es bueno que la gente coma, beba y disfrute del trabajo que hace bajo el sol durante el corto tiempo de vida que Dios le concedió, y que acepte su destino. 19 También es algo bueno recibir riquezas de parte de Dios y la buena salud para disfrutarlas. Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios. 20 A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado. NTV.

A menudo en este mundo, es muy difícil encontrar a personas que vivan felices y agradecidos con Dios por todas las bendiciones que han recibido. Ya que por lo general, las personas no son conscientes de que todo lo que poseen, sea mucho o poco, provienen de las bondadosas manos de Dios. En su lugar, el mundo está lleno de personas perversas, egoístas y mal agradecidas, que viven protestando contra Dios por la realidad que les ha tocado vivir. Miles y miles de personas no están conformes con su vida, con su familia, con su aspecto físico, con su trabajo, ni con las cosas que poseen. Ellas no están felices con nada, por eso sienten que no tienen motivos para ser agradecidos con Dios.

La perspectiva del hombre en cuanto a la felicidad es muy diferente a la perspectiva de Dios, por eso los hombres nunca alcanzan la verdadera felicidad, siempre les falta algo para ser totalmente felices y no disfrutan de la vida que Dios les ha regalado. Salomón con la sabiduría que Dios le dio, reconoció que la vida es un regalo maravilloso de Dios por eso aconseja a todos los hombres que aprovechen ese precioso regalo y disfruten su vida al máximo, ya que la vida terrenal es pasajera. La vida del hombre en este mundo es breve y pasajera, se puede terminar en un abrir y cerrar los ojos, por eso tiene que aprovechar al máximo cada segundo de su vida disfrutando de ella, en vez de pasar el tiempo rumiando el pasado.

Los hombres deben aprender a aceptar los designios de Dios para sus vidas y disfrutar de su trabajo y los frutos de ella. Un hombre que acepta los designios de Dios, puede disfrutar de la vida y hallar la felicidad. Ya que Dios le permite disfrutar de sus posesiones y gozar de su trabajo. Este hombre acepta su parte en la vida: sus talentos, oportunidades, y posesiones. Su trabajo no es un intento frenético para acumular riquezas, sino que trabaja porque esta es la parte que Dios le ha dado en la vida. En palabras del apóstol Pablo, los hombres deben hacer “todo para la gloria de Dios” (1 Corintios 10:31). El hombre debe procurar hacer el mejor uso posible de su vida como una manera de darle gracias a Dios por el don de la vida y por sus muchas otras bendiciones.

La mejor parte del hombre en esta vida es aprovecharse de los bienes que Dios le concede y gozar de ellos todo el tiempo de vida que Dios le otorga. Dios no ha puesto en las cosas de la tierra la felicidad plena y completa del ser humano, a quien ha creado para el cielo; pero ha querido que encuentre la felicidad en cada una de sus bendiciones mientras transita en la tierra. El hombre recibe riquezas de parte de Dios y la buena salud para que disfrute la corta vida que tiene bajo el sol. Las cosas terrenales son pasajeras, pero Dios mismo le da al hombre para que disfrute de ellas mientras tenga aliento de vida. Después de su muerte, el hombre que haya confiado en Dios, hallará la verdadera felicidad, la cual será eterna en la morada celestial.

Queridos hermanos. La corta vida que tenemos en este mundo es un regalo maravilloso de Dios, por eso mientras tengamos aliento de vida, debemos disfrutar de ella. Todas las bendiciones que hemos recibido del Señor, sean estas muchas o pocas, Él nos la dio con su profundo amor de acuerdo a nuestras necesidades y capacidades de administración. No debemos enfocarnos en la cantidad de las bendiciones, sino en el dador de esos regalos. Podemos contentarnos con lo que tenemos cuando nos damos cuenta de que con Dios tenemos todo lo que necesitamos. Hermanos. Aprendamos a ser felices con las bendiciones que hemos recibido, y seamos siempre gratos con el Señor. Agradezcamos constantemente por el trabajo, la salud y la vida que tenemos, ya que todo es un regalo maravilloso que proviene de Dios. No nos preocupemos por el mañana, ya que todo está bajo el control de Dios. Aceptemos los planes que Él tenga para nosotros, ya que Sus planes siempre serán agradables y perfectos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x