Jesus Is Life

ES MEJOR SER DOS QUE UNO

ES MEJOR SER DOS QUE UNO.

ECLESIASTÉS 4:9 Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. 10 Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. 11 Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? 12 Alguien que está solo, puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente. NTV.

“Más vale solo que mal acompañado”. Seguramente en algún momento de su vida, pronunció este refrán muy conocido entre las personas. Este refrán, generalmente es usado para dar un consejo o una advertencia con respecto a las malas compañías. Ya que es preferible la soledad a que una mala compañía, esto es porque en ocasiones el hombre está rodeado de personas que son una mala influencia, y detrás de esa amistad que demuestra ser sincera, lo único que existe es la envidia, el deseo de lastimar o dañar. Viendo de esta manera, sería preferible la soledad, pero viéndole de otra perspectiva, la soledad no es adecuada para las personas, ya que una persona solitaria, no tendrá a nadie para que le brinde la mano en momentos de necesidad. Salomón a través de cuatro ilustraciones, enumera las ventajas del compañerismo comparado con la falta de amigos:

La primera ilustración la realiza a través de un principio conocido por las personas. El principio de que la unión hace la fuerza, ya que dos trabajadores son mejores que uno, porque cooperando pueden producir más y con más eficacia, alcanzando de esa manera el éxito anhelado. La segunda ilustración tiene que ver con la importancia de tener a alguien de apoyo o de respaldo. Dos personas están caminando, pero si uno de los dos se tropieza y cae, el otro estará ahí para darle la mano y ayudarle a levantarse; pero el que camina solo, no tendrá a alguien que le ayude a levantarse si cae.

La tercera ilustración tiene que ver con una costumbre existente hasta estos días en la región de Palestina: Durante el invierno, en esta parte del mundo, las noches son extremadamente frías y el manto resulta insuficiente para resistir las bajas temperaturas, por eso los viajeros que transitan por esos lugares aunque no se conocen, comparten gustosamente una cama con una misma cobertura, ayudándose de este modo con su calor natural a defenderse del frío nocturno; ayuda de que se ve privado el que duerme solo. Dos desconocidos en una misma cama, puede ser una práctica algo descabellada para algunas personas, pero en una noche fría donde la manta no da el calor suficiente, lo descabellado desaparece porque el calor corporal del desconocido es mucho mejor que pasar frío durante toda la noche. Una sola persona no puede entrar en calor, necesita de alguien más para soportar el frío.

La cuarta ilustración tiene que ver con la protección contra los ataques de los enemigos. Un agresor puede dominar y vencer con total facilidad a una víctima si está sola, no así si son dos compañeros, ya que pueden ponerse de espalda con espalda, defenderse mutuamente y resistir con éxito los ataques del agresor, incluso pueden llegar a vencerlo; y mejor todavía si son tres compañeros, porque una cuerda triple no se corta fácilmente. Los esfuerzos reunidos valen más que los solitarios, y que, si en lugar de dos, como en los casos enumerados, son más los que se unen, el resultado que se ha de conseguir será tanto más seguro.

Queridos hermanos. La vida no está diseñada para que las personas caminen solitarias por el mundo, está diseñada para que las personas estrechen lazos de amistad y tengan compañerismo. Algunas personas voluntariamente prefieren el aislamiento debido a que sienten que no pueden confiar en nadie. Por su puesto, en este mundo hay muchas personas malas, pero también hay unas que otras personas buenas con las cuales se puede entablar una relación de amistad. El compañerismo es importante y tiene muchas ventajas que pueden ser de gran ayuda en los tiempos de necesidad. Hermanos. No nos aislemos de los demás, ni tratemos de ir solos por este mundo por alguna mala experiencia que hayamos tenido en el pasado al estrechar relaciones de amistad. Busquemos amistades sinceras y verdaderas que compartan nuestras creencias porque necesitamos la cooperación, la ayuda, el calor, y la defensa, de los que comparten el tesoro común de la fe en Cristo Jesús.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x