Jesus Is Life

SOMOS ACEPTADOS POR CREER EN CRISTO.

En el presente, existen algunas sectas religiosas que enseñan como doctrina de la salvación: la obediencia y el cumplimiento de las leyes del Antiguo Testamento para acceder a la absolución de los pecados y la aceptación de Dios como parte de los redimidos dignos de entrar a la morada celestial. La enseñanza del cumplimiento de la ley Mosaica para obtener la salvación, no es una nueva enseñanza de este tiempo, más bien, es la misma práctica que algunos seguidores de Cristo trataron de exigir a los gentiles que se convertían al cristianismo en los inicios de la iglesia primitiva. Este tipo de prácticas no concuerdan con las enseñanzas que estableció Cristo Jesús con su muerte y resurrección. Por eso el apóstol Pablo en su época, llamó la atención a los seguidores de Cristo que exigían el cumplimiento de la ley a los gentiles convertidos a Cristo: “Sabemos muy bien que Dios sólo acepta a los que confían en Jesucristo, y que nadie se salva sólo por obedecer la ley. Nosotros mismos hemos confiado en Jesucristo, para que Dios nos acepte por confiar en él. Porque Dios no aceptará a nadie sólo por obedecer la ley.” Gálatas 2:16 TLA.

A los que erróneamente enseñan la doctrina de la salvación a través del cumplimento de la ley Mosaica, el apóstol Pablo les aclara que nadie se salva solo por obedecer y cumplir la ley. Y les presentó a Jesucristo como el único y verdadero objeto de la fe para alcanzar la salvación y ser aceptados por Dios. Pablo recuerda a Pedro que al igual que los judíos convertidos a Cristo han llegado a la conclusión de que la salvación es en base de la confianza en Cristo y no de las obras de la ley. La ley declaraba a las personas lo que debían hacer, pero no les daba poder para hacerlo. La ley fue dada para revelar el pecado, no para ser salvadora.

Pablo, los apóstoles y los primeros cristianos de la iglesia primitiva, bajo la iluminación del Espíritu Santo, unánimes reconocieron que la salvación solo se da por la fe en Cristo Jesús. En la actualidad, exigir guardar la ley Mosaica como medio para alcanzar la salvación sería algo inaceptable, porque la raíz de la pecaminosidad está en la condición caída del corazón humano, no en sus acciones. En el pasado, la ley sirvió como un espejo para revelar el pecado del hombre, más nunca como su cura definitiva. Por eso, no nos dejemos engañar con enseñanzas doctrinales erróneas, ni tampoco dudemos ni por un instante que la salvación viene sólo por la fe en Cristo Jesús. Tengamos siempre presente en nuestro corazón y en nuestra mente que nosotros somos aceptados por nuestro Padre celestial, únicamente cuando ponemos nuestra fe y confianza en su amado Hijo.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x