Jesus Is Life

NO DEJEMOS DE CONFIAR EN CRISTO

NO DEJEMOS DE CONFIAR EN CRISTO

Obtener las cosas fáciles sin ninguna clase de esfuerzo, es el anhelo de alguno de nosotros, porque sinceramente, esforzarnos para obtener nuestras metas, sueños y anhelos, es lo menos que queremos hacer; por eso cuando las cosas se ponen difíciles, fácilmente solemos abandonar nuestros sueños y reemplazarlos con un nuevo sueño, pensando que alcanzar la nueva meta no va a ser tan complicado como el que acabamos de abandonar. Al igual que en la vida secular, alcanzar la meta espiritual no va a ser nada fácil, por eso el escritor de la carta a los Hebreos nos alienta para que sigamos adelante y no nos rindamos ante las adversidades: “Sean fuertes, y por ningún motivo dejen de confiar en él cuando estén sufriendo, para que así puedan hacer lo que Dios quiere y reciban lo que él les ha prometido.” Hebreos 10:36 TLA.

En el camino de la salvación y la vida eterna, habrá muchos obstáculos que los seguidores de Cristo deberán vencer para alcanzar la promesa de Dios. Porque en la vida cristiana vendrán: persecuciones, enfermedades, sufrimientos y necesidades materiales; los cuales tratarán que los seguidores de Cristo desistan de seguir adelante con su fe en el Hijo de Dios. Todas estas penalidades tratarán de que el cristiano vuelva a su antigua vida de pecado. El escritor de Hebreos, alienta a todos los cristianos para que no se dejen vencer de las penalidades y sigan adelante en el camino trazado por Cristo. Les alienta para que por ningún motivo dejen de confiar en Jesús.

La confianza en el hijo de Dios, es la base para que el creyente siga firme en pos del galardón y la promesa de Dios. Confianza significa: depender de lo que Cristo ha hecho por nosotros en el pasado, pero también significa esperar lo que hará en nuestro favor en el presente y en el futuro. Cristo es el único que nos puede dar la fortaleza necesaria para que no nos rindamos en medio del sufrimiento. Solo Cristo nos da la fortaleza para que sigamos adelante cumpliendo la voluntad de su Padre, sirviéndolo con los dones y talentos que nos ha dado a través de su Santo Espíritu.

Alcanzar metas, sueños y anhelos en nuestra vida secular, para nada va a ser fácil, siempre habrá obstáculos que nos desanimen de seguir adelante, pero si en realidad queremos alcanzarlos, debemos continuar y vencer lo que se presente. En ocasiones para obtener nuestras metas nos tocará pagar bien caro, pues tendremos que esforzarnos mucho, sudar la gota gorda y derramar lágrimas, pero al final será la recompensa anhelada, llegaremos a la meta, al cumplimiento de nuestros sueños y anhelos. De la misma manera, alcanzar las promesas de Dios para nuestras vidas, no va a ser para nada fácil, habrá pruebas y aflicciones que tratarán de impedir que alcancemos la promesa anhelada, y muchas veces tendremos que derramar lágrimas, pero si en realidad queremos alcanzar las promesas de Dios, no nos debemos dejar vencer por los diferentes obstáculos que nos ponga el maligno, debemos seguir adelante poniendo nuestra entera confianza en Cristo. Solo Él nos dará la fortaleza necesaria para que no desfallezcamos en nuestro caminar en el evangelio, y alcancemos la vida eterna en el reino de Dios.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x