Jesus Is Life

¿CÓMO ADORAR A DIOS?

El concepto de la adoración a Cristo, está tergiversado dentro de algunas congregaciones cristianas del mundo. Porque algunos seguidores de Cristo, tienen una mala interpretación de la adoración genuina a Jesús. Pues piensan que adorar al Señor es proclamar su fe en Cristo a los cuatro vientos u ofrecer sus recursos económicos, o asistir regularmente a las iglesias. Por su puesto, estos elementos forman parte de la adoración al Señor, pero no está completa, porque la adoración que le agrada al Señor va más allá. Por eso el apóstol Pablo hace el siguiente pedido a todos los cristianos para que adoren al Señor de la forma que le agrada: “Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar.” Romanos 12:1 TLA.

El apóstol Pablo recalca que la adoración a Dios es: dedicar la vida completa a su servicio y hacer todo lo que a Él le agrada. Servirle y hacer lo que agrada al Señor, son dos aspectos primordiales para mostrar la verdadera adoración a Dios, ya que Él ha mostrado su bondad y misericordia en favor del pecador, pues no le ha dado lo que se merece, más bien todo lo contrario, ha perdonado cada uno de sus pecados y le ha liberado de toda condenación. Consagrar la vida al servicio de Dios, implica que el cristiano debe procurar utilizar los dones y talentos que ha recibido para ayudar en la edificación del cuerpo de Cristo, y no solo ser simples espectadores que se congregan por costumbre, o para que el pastor o el líder de la congregación no le llame la atención. Adorar a Dios es obedecer cada una de sus enseñanzas y practicarlas en todo momento de la vida.

El apóstol Pablo pide a todos los seguidores de Cristo, que siempre tengan presente en su corazón y en su mente, todo lo que Dios ha hecho en su favor. Justamente el tener presente lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, nos impulsará a servirle de todo corazón y hacer todo lo que le agrada. Porque el creyente que no tenga presente lo que Dios ha hecho en su vida, no se involucrará en el servicio a Cristo dentro de su cuerpo, ni tampoco llevará una vida que le honre y le glorifique. Si somos conscientes de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, consagrémonos a Él, y empecemos a servirle con los dones y talentos que hemos recibido a través de su Santo Espíritu. Empecemos a llevar una vida consagrada que le agrade, no solo cuando estemos en la iglesia, o en alguna reunión cristiana, sino en todo lugar que nos encontremos, solo de esta manera demostraremos nuestra adoración total al Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x