Jesus Is Life

JESÚS EL MEJOR ABOGADO

JESÚS EL MEJOR ABOGADO.

La infracción de alguna de las leyes de una nación o de un estado, tiene consecuencias penales sobre el infractor. Por eso para regularizar los castigos sobre los infractores, cada país tiene a sus magistrados, quienes son los encargados de dictar el veredicto o la sentencia, también están los fiscales, quienes hacen de agente acusador hacia el infractor, y también están los abogados defensores. De la acción de los abogados defensores depende que el infractor sea condenado o absuelto de los cargos que se le imputan. Un buen abogado hace todo lo imposible para que su defendido sea absuelto de todos los cargos, sea que su defendido sea culpable o no.

En el mundo hay muy buenos abogados que han ganado casi el 99 por ciento de todos sus casos. Pero solo hay un abogado defensor en todo el mundo que ha ganado el cien por ciento de su caso, y seguirá ganando todos los casos que se le presenten en el futuro, ese abogado es Cristo Jesús. El apóstol Juan afirma que el Señor es nuestro abogado en presencia del supremo Juez Celestial: “Yo los quiero a ustedes como a hijos. Por eso les escribo esta carta, para que no pequen. Pero si alguno peca, Jesucristo es justo y nos defiende ante Dios el Padre.” 1 Juan 2:1 TLA.

Cuando las personas cometen una infracción grave a las leyes de una nación, tienen temor de acudir ante los magistrados, pues no quieren ser condenados. Ese temor no desaparece a pesar de saber que su caso está en las manos del mejor litigante de todo el mundo. Pues a pesar de que sea el mejor abogado, hay una probabilidad de que el fallo no sea a su favor. El abogado humano siempre tendrá la probabilidad de que uno de sus casos no sea exitoso. En contraste a los abogados humanos, Jesucristo, aunque se le presente infinidad de casos, Él nunca perderá uno, siempre su defendido será absuelto de todos los cargos que se le imputen.

Las personas cuando cometen pecados, transgreden las leyes de Dios, por eso son dignos de ser condenados. Satanás el enemigo de Dios, cuando la persona comete algún pecado, actúa de fiscal acusador delante del trono de Dios, exigiendo la pena de muerte sobre el infractor de las leyes divinas. Pero el Señor también se presenta ante el estrado de Dios como abogado defensor del infractor y con su argumento de defensa gana el veredicto a favor de su defendido. La persona que cometió el pecado, es absuelta de todos los cargos y liberado de toda condenación.

El apóstol Juan escribió esta carta a todos los cristianos que bajo la debilidad de la carne, hemos vuelto a pecar, para que tengamos la esperanza de que Cristo Jesús, el mejor abogado defensor del universo está a cargo de nuestra causa y nos absolverá de toda condenación. Jesucristo nuestro defensor, es el Hijo del Juez. Ya sufrió el castigo en nuestro lugar, por eso seremos absueltos de cualquier pecado que cometamos en el futuro. Pero esta defensa que tenemos en Cristo, no es para que abusemos de ellas como si dieran licencia para que pequemos a diestra y siniestra, sino al contrario, es para que no pequemos en absoluto. A pesar de que el Señor sea nuestro abogado delante del trono de Dios, no debemos persistir en el pecado. Debemos tratar de llevar una vida libre de pecado, una vida consagrada en cuerpo, alma y Espíritu a nuestro Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x