Jesus Is Life

¡TODO LO QUE RESPIRA, ALABE AL SEÑOR!

¡TODO LO QUE RESPIRA, ALABE AL SEÑOR!

SALMOS 150:1 ¡Alabado sea el SEÑOR! Alaben a Dios en su santuario; ¡alábenlo en su poderoso cielo! 2 Alábenlo por sus obras poderosas; ¡alaben su grandeza sin igual! 3 Alábenlo con un fuerte toque del cuerno de carnero; ¡alábenlo con la lira y el arpa! 4 Alábenlo con panderetas y danzas; ¡alábenlo con instrumentos de cuerda y flautas! 5 Alábenlo con el sonido de los címbalos; alábenlo con címbalos fuertes y resonantes. 6 ¡Que todo lo que respira cante alabanzas al SEÑOR! ¡Alabado sea el SEÑOR! NTV.

El Señor debe ser alabado en su santuario, en su trono de gloria y majestad, debe ser adorado, por su grandeza y sus grandes proezas realizados a lo largo de la historia de la humanidad. El Señor ha hecho grandes proezas en favor del hombre. Rescató al pueblo hebreo de la esclavitud, expulsó de sus territorios a las naciones paganas y entregó esos territorios a su pueblo elegido para que formara una gran nación. El Señor es grande y poderoso, da victoria a los que en Él confían. Dios no solo actuó en favor del pueblo hebreo, también demostró Su proeza al actuar en favor de toda la humanidad, cuando venció en la cruz del calvario al maligno. El Señor mediante su sacrificio dio libertad al hombre de la esclavitud del pecado. El Señor merece ser alabado y glorificado eternamente. no sólo por Su proeza, sino también conforme a la muchedumbre de Su grandeza. Es un pecado tener falta de entusiasmo al relatar las excelencias de nuestro Creador y Redentor.

El Señor debe ser alabado con todo tipo de instrumentos musicales que existen en la actualidad. Tanto con los instrumentos modernos como con los instrumentos de antaño que describe el salmista. La bocina con sus notas marciales y dominantes. El salterio con sus tonos dulces y pastorales. El arpa, suave y dulce en su música. El pandero festivo y no cohibido en su acompañamiento de la danza. Toda clase de instrumentos de cuerdas, el violonchelo, el bandolín, el violín, el charango, la guitarra eléctrica y acústica, el bajo, etc. Cada nota y acorde en el mundo musical producida por estos instrumentos debe ser para honrar y glorificar al Gran Rey de Reyes y Señor de Señores. Los instrumentos de viento: la flauta, el oboe, el clarinete, la trompeta, el saxofón, la quena, el rondador, el trombón, etc. Ninguna de ellas debe perderse en esta gran profusión filarmónica. Los instrumentos de teclas: el teclado, el órgano, el piano, etc, deben dar melodías para adorar al único sabio Dios. Y, por último, pero no los menos importantes, los diferentes instrumentos de percusión, especialmente los címbalos resonantes. Todo instrumento musical debe ser para glorificar el santo nombre del Señor.

El salmista termina su poema invitando a todos los que tienen vida para que alaben al Señor en todo momento y en todo lugar. Todos los seres, cuanto respira deben formar un coro de alabanza al eterno Creador. El universo es el templo de Yahvé, y todos sus habitantes deben ser sus adoradores. Todos los seres con la capacidad de respirar deben hacer oír el solemne aleluya por todo lo alto en honor y gloria del único Dios verdadero. El Dios todo poderoso del universo.

Queridos hermanos, nuestro Señor debe ser alabado en todas partes, ya sea en Su morada Celestial o en la tierra, que es el estrado de sus pies. Debe ser alabado por su gran poder de creación y sus grandes proezas para redimir al pecador. Debe ser alabado y exaltado con cada uno de los instrumentos musicales existentes en este mundo. Cada nota y acorde musical, deben ser para glorificar el santo nombre del Señor. Hermanos, En las Escrituras nada sugiere que la música y la adoración religiosas deban ser sombrías, ni que ciertos instrumentos musicales fueran en sí mismos impropios para adorar al Señor. Dios debe ser alabado con gozo con todos los instrumentos musicales que estén a nuestra disposición, ya que cada uno de los instrumentos para ser fabricados, fueron inspirados por el Señor, para que sean utilizados en Su adoración. Si el Señor nos ha dado talento para entonar cualquier instrumento musical, que nuestras notas y acordes sean para alabar al Rey de Reyes y Señor de Señores. Pero si no tenemos talento para entonar algún instrumento, unamos nuestras voces para alabar y glorificar el santo nombre de nuestro Señor. Porque todo lo que respira debe alabar y glorificar al único Dios verdadero.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x