Jesus Is Life

PERMANEZCAMOS EN COMUNIÓN CON CRISTO

PERMANEZCAMOS EN COMUNIÓN CON CRISTO

Cuando mis hermanos y yo, tuvimos la edad suficiente para ayudar en los quehaceres de la casa, nuestros padres siempre que salían a realizar diferentes actividades, nos delegaban tareas para que las realizáramos en su ausencia. Había ocasiones que por jugar, no cumplíamos las tareas, por eso cuando sentíamos que regresaban nuestros padres, nos escondíamos por miedo y por vergüenza de no haberles obedecido. Al igual que un hijo se avergüenza de desobedecer a sus padres, muchos cristianos se avergonzarán cuando regrese Jesucristo por su iglesia. Para que no seamos avergonzados en el regreso de nuestro Señor en poder y gloria, el apóstol Juan nos hace la siguiente exhortación: “Y ahora, queridos hijos, permanezcan en comunión con Cristo para que, cuando él regrese, estén llenos de valor y no se alejen de él avergonzados.” 1 Juan 2:28 NTV.

El regreso de Cristo Jesús por su iglesia es inminente, por eso todos los que lo han aceptado como su Señor y Salvador deben estar preparados para irse con Él cuando regrese en gloria y majestad. Para llegar a la morada celestial, no es suficiente con haber aceptado a Cristo Jesús con los labios, y esperar con los brazos cruzados el día de su regreso. Los cristianos que actúen de esta manera, serán avergonzados en el día de Su regreso. Para no ser avergonzado, los creyentes deben permanecer en comunión con Cristo a través de la oración, adoración, meditación y obediencia de sus enseñanzas. Solo cuando persevera en la fe de la salvación, el cristiano da evidencia de que es un creyente verdadero. La esperanza del regreso de Cristo produce el efecto de permanencia continua en cada creyente verdadero que anhela el futuro glorioso que Dios le ha preparado.

Permanecer en comunión con Cristo no es algo pasivo, es dinámico y activo, y la prueba visible es cuando el creyente lleva una conducta intachable delante de los hombres. Además, refleja el amor de Cristo a través de las buenas obras en favor de los necesitados. Un déficit en la comunión del creyente con Cristo, será motivo de vergüenza cuando Él regrese por los suyos debido a que la verdadera comunión con Cristo, siempre produce buenas obras, los que afirman que tienen fe y los que viven constantemente de forma recta son verdaderos creyentes. Las buenas obras no producen salvación, pero son necesarias para probar que la comunión con Cristo está en realidad presente en la vida del creyente.

La mejor manera de estar preparados para la venida de Cristo es llevar una vida en comunión con Él todos los días. Si lo hacemos así, Su Venida no será ninguna sorpresa terrible, ni tendremos que pasar vergüenza, más bien, será un tiempo de gozo y alegría, pues en ese momento nuestros cuerpos serán glorificados a la semejanza de Cristo y seremos trasladados a nuestra nueva morada en la presencia de Dios Padre. ¿Usted está preparado para irse con Cristo en el día de su regreso, o será de los que van a ser avergonzados por no haber guardado una adecuada comunión con Él?

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x