Jesus Is Life

ALABEN AL SEÑOR

ALABEN AL SEÑOR.

SALMOS 134:1 Alaben al SEÑOR, todos ustedes, siervos del SEÑOR, que sirven de noche en la casa del SEÑOR. 2 Levanten manos santas en oración, y alaben al SEÑOR. 3 Que el SEÑOR, quien hizo el cielo y la tierra te bendiga desde Jerusalén. NTV.

Los trabajos nocturnos son muy comunes en los tiempos actuales. Existen diversas empresas nacionales o internacionales, que para no parar su producción de sus empresas, contratan trabajadores específicos para la noche. Las personas que por alguna circunstancia no pueden trabajar, o no encuentran trabajo para el día, acceden a estos trabajos nocturnos para sustentar sus gastos personales o los gastos de toda la familia. Los trabajadores nocturnos tienen las mismas responsabilidades que los que trabajan en el día. Tienen que cumplir con los estándares de producción impuestos por la empresa, tanto cuantitativos como cualitativos.

En el pasado, el templo de adoración al Señor, debía permanecer abierto las 24 horas del día. El servicio de adoración a Dios era constante, por eso el pueblo hebreo podía acudir con sus ofrendas y sacrificios para dedicar al Señor a cualquier hora del día, inclusive a altas horas de la noche. Con este fin, el eterno Creador previamente había ordenado a los líderes del pueblo hebreo que asignaran sacerdotes, ayudantes de sacerdotes, porteros y cantores levíticos al servicio en el templo, tanto como para el día y como para la noche. Los sacerdotes y levitas asignados para el servicio en el templo durante la noche, tenían que hacer vigilia toda la noche, quemando incienso, dando gracias y alabando al Señor.

El salmista a nombre de los grupos de peregrinos, al llegar al santuario, invitó a todos los siervos del Señor que tenían guardia durante la noche en la casa de adoración, a que cumplieran sus deberes de alabanza a Dios en nombre de ellos y de todo el pueblo. Que levantaran sus manos santas al cielo en oración y bendijeran el santo nombre del Señor de todo corazón por medio de las alabanzas. Como representantes espirituales del pueblo hebreo, los sacerdotes y todos los que servían en el templo, tenían el deber de orar y alabar al Señor, presentar acción de súplica e intercesión por todo su pueblo. ¡Qué privilegio era para los levitas ser asignado a la alabanza y el servicio a Dios continuamente en el templo aun en las noches! Sin duda, para todos los que aman al Señor de todo corazón, es un completo privilegio poder servir al Señor en algún ministerio de la iglesia. Es un regocijo inimaginable poder estar en la casa de adoración haciendo vigilia, orando, aprendiendo de Su palabra y dando gracias al Señor a través de las alabanzas.

Para esta adoración al Señor, el salmista recalcó que Él es quien creó el cielo y la tierra, además, que Él era quien derramaba sus bendiciones sobre toda la nación hebrea. Por eso anheló que todos los levitas que guardaban vigilia en el templo, bendijeran el santo nombre del Señor como representantes espirituales del pueblo hebreo, y que todo el mundo se uniese a esta adoración al único Dios verdadero. La palabra bendecir originalmente significaba arrodillarse, postrarse como forma de homenaje a un ser superior. Dios es el Creador de todo lo existente en este mundo, y de Él, proceden todas las bendiciones para todos los que en Él confían, por eso todos los que anhelen bendecir su santo nombre, deben postrarse en su presencia y glorificarlo de todo corazón.

Queridos hermanos, el salmista invitó a todos los sirvientes nocturnos del templo de Jerusalén, a que guardaran vigilia, orando y alabando al Señor de todo corazón. Además, enfatizó que el Señor es el creador de todo el universo, y que de Él provienen todas las bendiciones. Hermanos, las palabras de invitación que hizo el salmista en el pasado a los que guardaban vigilia en el templo, son también palabras de invitación para todos nosotros que seguimos a Cristo. A pesar de que no guardamos vigilia en la iglesia constantemente, nuestro deber en el lugar que estemos, es siempre estar orando y glorificando el santo nombre de nuestro Señor por medio de las alabanzas, porque Él es el creador de todo lo existente en este mundo y derrama de Sus bendiciones en nuestras vidas. Postrémonos en Su presencia y rindamos nuestra alabanza de todo corazón a nuestro amado Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x