Jesus Is Life

¡QUE EL SEÑOR TE REPRENDA!

¡QUE EL SEÑOR TE REPRENDA!

En la actualidad existen varios movimientos religiosos de cortes evangélicos que enseñan a sus adeptos acerca del poder y autoridad que tienen sobre todas las cosas existentes en este mundo. En estas enseñanzas enfatizan la autoridad para reprender a los poderes sobrenaturales de maldad que gobiernan en este mundo. Enfatizan su autoridad para reprender a Satanás y a todos sus sirvientes. Estas enseñanzas lo realizan por la mala interpretación de los textos Bíblicos o simplemente para llamar la atención y creerse superiores a las huestes espirituales. Para estas enseñanzas heréticas, recalcan que Jesucristo da esta autoridad a todos sus seguidores. Pero de acuerdo a las Sagradas Escrituras: la autoridad de reprender o determinar juicio en contra de algo o alguien es única y exclusivamente de Dios, esto lo recalca el apóstol Judas: “Pero ni siquiera Miguel, uno de los ángeles más poderosos, se atrevió a acusar al diablo de blasfemia, sino que simplemente le dijo: ¡Que el Señor te reprenda! (Esto ocurrió cuando Miguel disputaba con el diablo acerca del cuerpo de Moisés).” Judas 1:9 NTV.

La autoridad de reprender, o decretar juicios sobre todas las cosas, o criaturas creadas le corresponden a su Creador, porque Él es el único que tiene poder para ejecutar el juicio decretado sobre su creación, aparte de Él, nadie tiene esa autoridad, ni siquiera el jefe de los ángeles, quien está al servicio de Dios en el reino de los cielos. Tras la muerte de Moisés en el Monte Nebo en Moab, su cuerpo fue enterrado en secreto en un lugar desconocido para el pueblo hebreo. Pero antes de que el cuerpo del siervo de Dios fuese sepultado, apareció Satanás con las intenciones de arrebatar el cuerpo de Moisés, pues en sus planes estaba utilizar el cuerpo del líder del pueblo hebreo para sus fines malignos.

Aunque las escrituras no recalcan, probablemente Satanás quería usar el cuerpo de Moisés como ídolo y objeto de culto fetichista en Israel, y así llevarlos a la perdición. Para impedir los planes maléficos del enemigo de Dios; Miguel, el jefe de los ángeles del reino celestial, mantuvo un combate acalorado con Satanás por el cuerpo de Moisés. En medio de la batalla a pesar de tener todo el respaldo del eterno Creador, el ángel Miguel, a quien Dios usará para echar a Satanás del cielo no pronunció insultos en contra de su contendor y menos palabras maldicientes. En lugar de maldecir con sus propias palabras a un ángel tan poderoso como Satanás, aquel que gobierna en el reino de los demonios, Miguel dejó esta reprensión a Dios.

El ángel Miguel no pronunció palabras maldicientes contra Satanás, no por miedo a él, sino por reverencia a Dios. El Creador es el único que tiene autoridad para maldecir y determinar juicios sobre su creación. Si el jefe de los ángeles celestiales no maldijo a Satanás, menos lo deben hacer los hombres que son un poco menores que los ángeles. Los seguidores de Cristo no tenemos ninguna autoridad para pronunciar palabras de juicio o maldición sobre Satanás y las huestes espirituales, ni siquiera debemos dirigirnos a ellos, más bien cuando nos encontremos bajo la asechanza del enemigo de Dios, debemos buscar al Señor y encomendarnos a Él para que intervenga con su poder infinito en contra de ellos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x