Jesus Is Life

AME A LOS QUE LE CALUMNIAN

AME A LOS QUE LE CALUMNIAN.

SALMOS 109:1 Oh Dios, a quien alabo, no te quedes distante y callado 2 mientras los perversos me calumnian y dicen mentiras acerca de mí. 3 Me rodean con palabras de odio y sin razón pelean contra mí. 4 Yo los amo, pero ellos tratan de destruirme con acusaciones, ¡incluso mientras oro por ellos! 5 Me devuelven mal por bien y odio a cambio de mi amor. 26 ¡Ayúdame, SEÑOR mi Dios! Sálvame a causa de tu amor inagotable. NTV.

Generar una mentira o una falsa acusación se ha vuelto una práctica común entre las personas en la actualidad. Ya que las personas por envidia o alguna clase de rencor contra alguien en particular, generan falsas acusación en su contra, con el propósito de lastimarles y ocasionarles perjuicios grabes a su reputación, honra y credibilidad. Las falsas acusaciones o calumnias, se transmiten y se dan a conocer muy rápido entre las personas, más rápido que las mismas noticias de interés para toda la población. David, el monarca del pueblo hebreo, fue uno de los hombres que más sufrió de esta clase de prácticas mal intencionadas, pues constantemente era calumniado, no solo por sus enemigos, si no también por personas muy allegadas a él.

El salmista al sufrir las constantes calumnias por personas muy allegadas a él, extendió su clamor al eterno Creador. Le pidió que no se mantuviera distante y callado, mientras los perversos le calumniaban y decían mentiras acerca de él. Los perversos durante algún tiempo, habían llevado a cabo un asalto verbal y vil, lanzando contra el monarca de Israel toda clase de acusaciones mentirosas. Palabras de odio que le habían alcanzado cual flechas en todo su alrededor. Las acusaciones y las palabras de odio eran totalmente injustificadas, ya que David no les había perjudicado en nada, ni tampoco les había lastimado como para que tuviesen tanto odio contra él. Al igual que en los tiempos de David, en la actualidad existen personas que, sin ninguna clase de fundamento, inventan mentiras solo con el hecho de querer lastimar a otros, ya sea por envidia o por una rivalidad que ni siquiera está enterado la persona perjudicada.

A pesar de todo el perjuicio y dolor que le habían causado los perversos con sus calumnias y las falsas acusaciones, David no les había odiado, ni tampoco deseado alguna clase de maldad, más bien, los había amado y orado por ellos, para que Dios les ayude a cambiar y sensibilizar sus corazones. Pero ni su amor, ni sus oraciones por ellos les habían sensibilizado, más bien, habían agudizado en sus falsas acusaciones contra el monarca hebreo. Los perversos devolvieron a David mal por bien y odio a cambio de su amor. El hombre por el pecado que alberga en su corazón, está predispuesto a no ver las buenas acciones a su favor con buenos ojos, por eso devuelven mal por bien. Si bien los creyentes deben odiar el mal y trabajar para vencerlo, deben amar a todos, incluso a los que hacen el mal contra ellos, porque Dios los ama. Los seguidores de Cristo están llamados a aborrecer el pecado, pero a amar al pecador. Solo mediante la fortaleza de Dios serán capaces de seguir el ejemplo de David.

Queridos hermanos, ante la calumnia de los malvados, el monarca del pueblo hebreo no tomó el asunto en sus propias manos, ni buscó vengarse por él mismo, más bien expresó su amor y oró por ellos, para que puedan ser transformados por el amor inagotable del Señor. David dejó todo el asunto de los que le habían calumniado en las manos del Señor. Hermanos, ante las calumnias infundamentadas que puedan generarse en nuestra contra, no tenemos que desearles algún tipo de mal, ni tampoco vengarnos de nuestros calumniadores, más bien, debemos seguir el ejemplo de David a pesar de lo duro que pueda parecer. Debemos amar y orar por los que traman males contra nosotros, porque fuimos llamados a expresar el amor de Cristo, no solo por las personas que nos bendicen, sino también por las personas que nos maldicen. Jesús expresó su amor y entregó su vida en la cruz, a pesar de que nosotros fuimos pecadores, y enemigos por revelarnos contra la voluntad de su amado Padre.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x