Jesus Is Life

A LOS PIES DE DIOS

A LOS PIES DE DIOS.

Salmos 99:1 ¡El SEÑOR es rey! ¡Qué tiemblen las naciones! Está sentado en su trono, entre los querubines. ¡Qué se estremezca toda la tierra! 2 El SEÑOR se sienta con majestad en Jerusalén, exaltado sobre todas las naciones. 3 Que ellas alaben tu nombre grande y temible. ¡Tu nombre es santo! 4 Rey poderoso, amante de la justicia, tú has establecido la imparcialidad. Has actuado con justicia y con rectitud en todo Israel.5 ¡Exalten al SEÑOR nuestro Dios! ¡Póstrense ante sus pies porque él es santo! NTV.

La alabanza a Dios por parte del pueblo redimido por la sangre de Cristo, debe ser constante. Debe ser una práctica diaria, porque existen muchas razones por las cuales el santo nombre de Dios merece ser honrado, glorificado y alabado por toda la eternidad. El Señor es Rey, no solo de una nación, sino de todas las naciones del mundo, por eso, todo el mundo debe alabar a Dios por su señorío gloria y majestad. En el período del Antiguo Testamento, los súbditos de los reinos paganos de Mesopotamia y todos los reinos de las regiones del mundo antiguo, debían rendir pleitesía y adoración a su rey soberano. Debían alabar y glorificar su nombre. Si el hombre rendía pleitesía a otro hombre, mucho más debe rendir pleitesía al Rey supremo de toda la creación.

El salmista al reconocer el gobierno soberano del Señor sobre todas las naciones del mundo, alienta a todos los habitantes de su reino y de todos los reinos, a que se rindan en adoración al único Rey supremo que está sentado en su trono entre los querubines. Que lo adoren con cánticos y alabanzas. El eterno Creador es grande en poder y magnificencia, todos deben reverenciar y admirar Su santo nombre, debido a que simboliza su naturaleza divina. Dios reina desde Su trono apoyado entre los querubines en el monte de Sion. Los querubines son seres angelicales con cuerpo humano y alas.

Yahvé el Rey potente es también amante de la justicia, por eso en Su reino, el soborno y la corrupción no tienen cabida, pero la equidad, la rectitud, la justicia y juicio son normas imprescindibles, no la excepción. El reinado del hombre en este mundo, contrasta grandemente con el reinado que ejerce el eterno Creador, porque el hombre ama la corrupción y la injusticia, pero aborrece la equidad, la rectitud y la justicia, por eso no tienen cabida en su reinado. El hombre por su naturaleza pecaminosa, jamás podrá emular el reinado justo que ejerce el Señor.

Además, el Rey soberano es santo, por eso Su santidad es terriblemente aterradora para los pecadores, pero un consuelo maravilloso para todos los hombres que aceptan la obra sacrificial que Cristo Jesús realizó en la cruz del calvario. El Señor es perfecto en moral y está separado de las personas y del pecado. No tiene debilidades ni defectos. Para los pecadores, esto es aterrador debido a que todas sus deficiencias y maldades están al descubierto con la luz de su santidad. Dios no puede tolerar, pasar por alto, ni disculpar al pecado, porque su justicia demanda castigo al pecado. La santidad de Dios debe ser exaltada y adorada, por eso el salmista una vez más alienta a todo el mundo, a que exalten al Señor y que se postren a sus pies. El mundo entero debe postrarse a los pies de Cristo, en señal de gratitud por la salvación y la santificación inmerecida que ha recibido.

Queridos hermanos, el Señor es Rey sobre toda la creación, y ejerce su gobierno desde su santo trono. La justicia y la rectitud son los cimientos principales de su reinado, además es santo. Por todas estas cualidades maravillosas e incomparables del Señor, todos los habitantes de las naciones del mundo, deben postrarse ante sus pies y rendirle honra, gloria y loor. Todo el mundo debe alabar y glorificar Su santo nombre eternamente. Hermanos, gracias a la santidad del Señor, todos nosotros alcanzamos la redención de nuestros pecados, fuimos justificados y santificados. Fuimos hechos dignos de poder presentarnos ante su trono celestial. Por estos hechos maravillosos, nosotros debemos rendirnos y postrarnos ante sus pies para rendirle gloria, alabanza y loor por toda la eternidad.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x