ESTABLEZCA SU COMUNIÓN CON DIOS.

SALMOS 80:4 Oh SEÑOR, Dios de los Ejércitos Celestiales, ¿hasta cuándo seguirás enojado con nuestras oraciones? 14 Te suplicamos que regreses, oh Dios de los Ejércitos Celestiales. Observa desde los cielos y mira nuestro aprieto… 17 Fortalece al hombre que amas, al hijo que elegiste. 18 Entonces jamás volveremos a abandonarte. Revívenos para que podamos invocar tu nombre una vez más. 19 Haznos volver a ti otra vez, oh SEÑOR Dios de los Ejércitos Celestiales; haz que tu rostro brille sobre nosotros. Sólo entonces seremos salvos. NTV.

Cuando todo marcha bien en la vida del creyente, se aleja de su comunión con el eterno Creador, y empieza a llevar una vida en conformidad a los deseos de su carne, separándose cada vez más de su relación con Dios. Pero cuando las situaciones se ponen difíciles, el creyente nuevamente se acuerda del Señor y acude ante Su presencia con sus necesidades, para que le ayude a salir de esas adversidades. En su desesperación, promete cambiar y llevar una vida en conformidad a la voluntad del Creador, cumpliendo y obedeciendo cada una de sus enseñanzas descritas en su Palabra.

El eterno Creador había ejecutado su juicio sobre la nación hebrea. Jerusalén la ciudad Santa había quedado en polvo y en cenizas. No había quedado rastro de la gloriosa ciudad que había construido Salomón. Ante la destrucción de su reino, el salmista había clamado al eterno Creador para que nuevamente volviera su mirada a la nación y ayudara en su reconstrucción. Pero las oraciones del salmista no habían alcanzado la respuesta Divina. Por eso nuevamente él y un grupo reducido de fieles extendieron su plegaria a Dios. En su oración, el salmista le preguntó a Dios acerca del tiempo que todavía duraría su enojo contra su pueblo. El eterno Creador antes de ejercer su juicio sobre Israel, fue paciente, de la misma forma el pueblo debía ser paciente para que la relación de Dios con su pueblo se restablezca y nuevamente sean merecedores de su favor.

En su clamor, el salmista suplicó al eterno Creador que viera la realidad de la nación que había escogido. Que nuevamente fortaleciera al fiel remanente para que reconstruyera el reino y la repoblara. El salmista prometió que, si recibían su favor, jamás volverían a abandonarle, e invocarían nuevamente su nombre por todo lo alto. Aparentemente la promesa de fidelidad del salmista tenía una condicional. Quería recibir el favor de Dios primero para mostrarle su fidelidad. Las promesas de fidelidad a Dios no deben tener condicionantes, las promesas deben ser sin esperar recibir nada a cambio, ya que Dios ya ha hecho tantas cosas por el hombre.

El salmista terminó su oración pidiendo que los hiciese volver nuevamente a sus brazos. Que nuevamente resplandeciera su rostro sobre ellos, afirmando así su perdón y la seguridad de salvación. El salmista quería que la relación de Dios con su pueblo se restablezca, pero antes de esta restauración debía producirse un arrepentimiento sincero, un cambio de actitud respecto a sus pecados. El arrepentimiento demanda humillarse y volver de todo corazón a Dios para recibir su perdón. Cuando el hombre vuelve a Dios, Él le ayuda a verse a sí mismo, incluyendo cada uno de sus pecados, con más claridad. Y cuando ve su pecado, el proceso de arrepentimiento debe repetirse una y otra vez. Solo así será restaurado a la comunión con Dios, digno de recibir su favor nuevamente.

Queridos hermanos, el salmista a través de su clamor, buscó nuevamente la restauración de la comunión del pueblo con su Creador, por eso, suplicó que pronto restableciera esos lazos que se habían roto por la rebeldía de su pueblo. El salmista quería nuevamente disfrutar de su cuidado y protección, así como también del honor de alabar y glorificar Su Santo nombre. Hermanos, si nos hemos alejado de la comunión con Dios debido a nuestros pecados, es momento de que nos acerquemos nuevamente a Él. Confesemos nuestros pecados y mostremos un sincero arrepentimiento, para que los lazos que se rompieron se restablezcan y podamos disfrutar nuevamente de su cuidado y su hermosa compañía.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x