Jesus Is Life

MOSTREMOS NUESTRA FIDELIDAD A DIOS

Velar por el bienestar de las personas pobres y necesitadas, es un mandato que lo encontramos a lo largo de toda la Biblia. Pero algunas personas que hemos aceptado a Cristo Jesús como nuestro Señor y Salvador, rehuimos a ese mandato, poniendo diferentes pretextos para no brindar nuestra ayuda al menesteroso. Nuestra excusa más frecuente para no brindar ayuda a nuestro prójimo es: la insuficiencia de recursos económicos. En realidad, no estamos dispuestos a compartir los pocos ingresos que tenemos, pero cuando estamos compartiendo dentro de un círculo cristiano, nos jactamos de nuestra fe y devoción al unigénito Hijo de Dios. Ante esta realidad de algunos seguidores de Cristo, el apóstol Santiago nos pregunta: Hermanos en Cristo, ¿de qué sirve que algunos de ustedes digan que son fieles a Dios, si no hacen nada bueno para demostrarlo? ¡Así no se van a salvar! Santiago 2:14 TLA.

Seguramente muchos cristianos se jactan de su fidelidad a Dios, pero no hacen nada para demostrar esa fidelidad, ¿Será que esos hermanos realmente son fieles a Dios? La fidelidad a Dios no se mide por las palabras, sino por los hechos. Si solo fuese por palabras, un gran número de personas escaparían de la condenación eterna, solo con decir que creen en Cristo Jesús. Algunos al escuchar de la importancia que tienen las obras en la vida cristiana se escudan diciendo, no por obras el hombre es salvo, por su puesto ellos tienen razón, el hombre no se salva por las obras, sino por su fe en el Hijo de Dios. Pero la fe que salva no es solo de palabras y de brazos cruzados, la verdadera fe en Cristo lleva a la persona a obedecer y poner en práctica sus mandamientos. El cristiano muestra su fidelidad a Dios a través de sus hechos, pues si no sirve con los dones que el Espíritu Santo lo revistió, su fe y fidelidad a Dios es nula.

El hecho es que no nos podemos salvar por las obras que hagamos; pero es igualmente cierto que no nos podemos salvar sin producir obras. No sirve de nada que los seguidores de Cristo nos jactemos en gritar a los cuatro vientos que somos fieles a Dios, sino hacemos nada para mostrar esa fidelidad que profesamos. Las obras son la prueba externa de la realidad de nuestra fidelidad, dan expresión externa a lo que sería en otro caso invisible a los ojos de las personas que nos rodean. Nuestra fidelidad a Dios no debe quedar solo en palabras, debe transformar nuestra conducta y nuestros pensamientos para velar por el bienestar de las personas necesitadas. Así que hermanos, mostremos nuestra fidelidad a Dios a través de nuestra obediencia y la práctica de sus enseñanzas descritas en las Sagradas Escrituras.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x