LA COPA DEL JUICIO.

SALMOS 75:2 Dios dice: En el momento que tengo pensado, haré justicia contra los perversos. 7 Dios es el único que juzga; él decide quién se levantará y quién caerá. 8 Pues el SEÑOR sostiene una copa en la mano, llena de vino espumoso mezclado con especias. Él derrama el vino en señal de juicio, y todos los malvados lo beberán hasta la última gota. NTV.

En el mundo, hay muchas personas que al escuchar acerca del juicio eminente de Dios sobre este mundo, se ríen a carcajadas, pues piensan que el juicio de Dios, es una falacia inventada por los líderes religiosos para amenazar y atormentar a las personas, y así lograr que se adhieran a sus creencias. A pesar de los pensamientos contra la existencia de Dios y su juicio sobre este mundo, por parte de algunas personas, este juicio se llevará a cabo en su debido tiempo. Ya que el juicio de Dios sobre las personas malas y perversas, no es una falacia inventada por los hombres. El eterno Creador lo determinó en el momento preciso cuando el pecado se apoderó de este mundo.

El salmista afirma que Dios en su momento oportuno derramará su juicio sobre las personas malas y perversas. Ya que Dios es el único que tiene derecho para ejercer juicio sobre el hombre, porque Él es su creador. Al ver que ha pasado mucho tiempo desde que fue anunciado este juicio sobre el mundo, algunas personas han llegado a pensar que este juicio nunca llegará. Los hombres, como seres limitados, no tienen la capacidad para comprender la perspectiva de Dios sobre el tiempo. El hombre quiere todo al momento, sin reconocer que el tiempo de Dios es mejor para cada ser humano. Cuando Dios lo crea conveniente, hará lo que sea necesario para ejecutar su juicio sobre el mundo. Su tiempo es perfecto como Él es perfecto y no cambiará solo por el deseo del hombre.

El eterno Creador, no sólo escoge el tiempo correcto para ejercer su juicio, sino también juzga con rectitud. Todo hombre recibirá lo que se merece en conformidad a sus acciones. Este juicio vendrá, en el momento que menos piensen los malvados, en aquel momento, Dios derramará la copa de ira, sobre todos los malvados, perversos y todos aquellos que reusaron reconocer su dominio y autoridad. Igualmente serán parte de este juicio los que despreciaron el sacrificio que hizo su Hijo en la cruz del calvario. Todos sin excepción, beberán la copa de la ira del eterno Creador.

La copa de vino representa el juicio de Dios que vendrá sobre el impío. Dios espera pacientemente, sosteniendo una copa en la mano, llena de vino espumoso fermentado mezclado con especias, esperando el momento oportuno para derramar su justo juicio. En aquel día, Dios derramará su furia sobre sus enemigos y los obligará a beber todo el contenido de la copa. Beber de la copa del juicio de Dios, es una ilustración que se usa muy a menudo en las Escrituras. Los malvados y perversos que disfrutaron lastimando a los indefensos, a los redimidos de Dios, tomarán una cucharada de su propia medicina hasta la última gota.

Queridos hermanos, el eterno Creador afirma su soberanía, especialmente contra los malvados y perversos. Él tiene un tiempo que él mismo va a establecer para juzgar al mundo. Nadie que no se haya arrepentido de sus acciones perversas, y haya recibido a Jesucristo como su Señor y salvador en su corazón podrá escaparse de este juicio eminente. Hermanos, no entendemos ni el cuándo ni la manera en que Dios juzga, pero sabemos que el juicio de todo el mundo vendrá en el tiempo justo y se hará con perfecta justicia. Si usted no quiere beber de la copa de la ira de Dios, y tiene pecados ocultos que no haya confesado, es momento que se ponga a cuentas con el Señor, arrepiéntase de todo corazón y confiese sus pecados, antes de que sea demasiado tarde y sea sorprendido con el día de su ira.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x