FIDELIDAD DE DIOS.

 

SALMOS 65:1 … Cumpliremos los votos que te hemos hecho 2 porque tú respondes a nuestras oraciones. Todos nosotros tenemos que acudir a ti. 3 Aunque nuestros pecados nos abruman, tú los perdonas todos. 4 ¡Qué alegría para los que escoges y acercas a ti, aquellos que viven en tus santo atrio! ¡Qué festejos nos esperan dentro de tu santo templo! 5 Fielmente respondes a nuestras oraciones con imponentes obras, oh Dios nuestro salvador. Eres la esperanza de todos los que habitan la tierra, incluso de los que navegan en mares distantes. NTV.

 

Algunos seguidores de Cristo, al no ver la respuesta a sus oraciones, llegan a pensar que su clamor al eterno Creador es en vano. Pero la realidad es que ningún clamor que se realice a Dios será en vano, porque el Señor es fiel con los que invocan su Santo nombre. Muchas veces las respuestas de Dios no son contestadas como lo esperan los que lo Invocan. Pues las respuestas son dadas conforme a lo que realmente nececitan los hombres. El eterno Creador, desde tiempos remotos a mostrado fidelidad atendiendo el clamor de sus elegidos. Dios ha dado respuesta no solo a los intereses individuales, sino también a los intereses colectivos de todo un pueblo.

 

El salmista al ver la fidelidad de Dios, declaró que él y todo el pueblo hebreo, cumplirá el voto que habían hecho en el pasado. En los tiempos del Antiguo Testamento, los votos se tomaban muy en serio y se cumplían en su totalidad. Nadie tenía que hacer un voto, pero una vez hecho, era obligatorio. La fidelidad de Dios, sensibilizó el corazón de la nación hebrea, por lo cual todo el pueblo se dispuso a cumplir y obedecer las leyes, mandamientos, y decretos que Dios les había entregado en el monte Sinaí a través de su siervo Moisés. Además, a rendirle alabanza, honra y gloria al Santo nombre de Dios por haber respondido a sus oraciones. Durante los largos siglos del alejamiento de Israel de su Dios, Sión fue estéril en cuanto a la alabanza al eterno Creador. pero ahora Israel nuevamente dispuso su corazón para alabar y exaltar a su Redentor.

 

Israel cuando se apartó de los caminos de Dios, se introdujo profundamente en la práctica del pecado, por eso, cuando quiso nuevamente estrechar su relación con su Creador, se sintió abrumado por la carga de sus pecados. Pero eso no le detuvo para acercase a Dios porque tenía la certeza de que Dios le podía perdonar sus pecados y hacerle digno de estar en su presencia. Las personas que todavía no conocen al Señor, se sienten abrumados al ser abiertos los ojos y revelado sus pecados. Sienten temor de acercarse a un Dios Santo, se sienten indignos de presentarse delante del Creador, con la enorme carga de sus pecados. Al igual que el pueblo hebreo, todas las personas pueden acercarse confiadamente en que Dios, va a perdonar sus pecados, sin importar cuan numeroso o graves hayan sido. Solo tienen que presentarse delante de Él, mostrando un sincero arrepentimiento. Nadie está lejos de la redención y nadie está tan lleno de pecados como para no poder ser limpio.

 

Dios fielmente responde las oraciones con imponentes obras, Él es el Salvador, la esperanza de todos los que habitan la tierra, incluso de los que navegan en mares distantes. Dios es el Salvador y la esperanza de todos los hombres, en todos los términos de la tierra y hasta los más remotos confines del mar. Su poder puede verse en las fuerzas de la naturaleza y cuando Él aquieta el alboroto de los pueblos gentiles. La soberanía universal de Dios es proclamada por el despliegue imponente de sus obras sobre toda la creación.

 

Queridos hermanos, David al ver la fidelidad de Dios, él, y todo el pueblo se comprometieron a cumplir el voto que habían hecho en el pasado, se comprometieron a rendirle alabanza, honra, gloria y loor. Además, el salmista reconoció que Dios, es el Salvador y la esperanza de todos los que habitan en este mundo. Hermanos, Dios es el Salvador y la esperanza de todos los hombres. Solo Él puede perdonar el pecado del hombre y hacerle libre de toda condenación. En Su fidelidad, Dios escucha y da la respuesta al clamor de sus hijos, por eso, al igual que el salmista y el pueblo hebreo, nosotros debemos rendirle, honra, gloria y alabanza a nuestro amado Creador.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x