LLEVEMOS UN ADECUADO TESTIMONIO.

El testimonio de cada persona cuenta en su relación cotidiana con otras, por eso, cada persona debería hacer todo lo posible para que su testimonio sea correcto e intachable ante la sociedad. El testimonio de los seguidores de Cristo debe superar al testimonio de las personas inconversas, ya que sus vidas están entrelazadas a Cristo Jesús. El apóstol Pablo a través de su testimonio de vida, alienta a todos los seguidores de Cristo, para que procuremos presentar un adecuado testimonio ante la sociedad, y así, el Señor sea glorificado. “Espero firmemente no hacer nada que pueda avergonzarme. Al contrario, sea que yo viva o muera, quiero portarme siempre con valor para que, por medio de mí, la gente hable de lo maravilloso que es Cristo.” Filipenses 1:20 TLA.

 

Desde el momento que el apóstol Pablo se convirtió en un seguidor de Cristo, hasta el tiempo en que escribió estas palabras como prisionero, e incluso hasta su muerte, tuvo una gran pasión por glorificar a Cristo con su vida. El deseo constante del apóstol era conocer a Cristo más profundamente y servirlo de una manera más completa. Por eso, a lo largo de su ministerio y su vida, procuró no hacer nada que pudiese avergonzar a su Señor. Pablo procuró siempre caminar bajo los estándares determinados por Dios en su santa Palabra, no solo ante los creyentes, sino también ante toda la sociedad. Pablo anhelaba con su testimonio intachable, llevar a las personas inconversas a que pudiesen glorificar y honrar el santo nombre de Dios.

 

Desde su conversión, Pablo se consideró a sí mismo como un esclavo de Cristo Jesús, sin ninguna voluntad propia, totalmente sometido a la voluntad de su Señor. Cristo fue el secreto, la fuente, el resumen de la vida del apóstol. A través de su testimonio de vida cristiana, anheló transmitir este mensaje a toda la cristiandad del mundo, no solo a sus contemporáneos, sino también a las generaciones futuras. Pablo con su testimonio anheló que todos los seguidores de Cristo, pudiesen llevar un testimonio intachable ante toda la sociedad, no solo en vida sino también en su muerte. Una vida con la cual las personas que no conociesen a Cristo, pudiesen hablar maravillas de Dios.

 

El testimonio de vida del apóstol Pablo, llevó, lleva y seguirá llevando a muchas personas a que hablen maravillas de Dios. Por eso al igual que el apóstol, nosotros debemos procurar llevar un testimonio intachable. Una vida siguiendo cada uno de los parámetros establecidos por Cristo en su palabra. Es momento de que empecemos a llevar una vida de acuerdo a los estándares de Dios. Una vida que no avergüence a la proclamación del evangelio. Una vida que lleve a las personas a glorificar el Santo nombre de nuestro amado Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x