• Jue. Jun 30th, 2022

SOLO DIOS REDIME AL PECADOR

Jun 14, 2022
SOLO DIOS REDIME AL PECADOR.
SALMOS 49:5  ¿Por qué tendría que temer cuando vienen dificultades, cuando los enemigos me rodean? 6 Ellos se fían de sus posesiones y se jactan de sus grandes riquezas. 7 Sin embargo, no pueden redimirse de la muerte pagándole un rescate a Dios. 8 La redención no se consigue tan fácilmente, pues nadie podrá jamás pagar lo suficiente 9 como para vivir para siempre y nunca ver la tumba. 15 Pero en mi caso, Dios redimirá mi vida; me arrebatará del poder de la tumba. NTV.
Uno de los grandes misterios de la vida es ver cómo los malvados tan a menudo disfrutan de una vida tranquila, sin padecer necesidades ya que tienen prosperidad material y económica, en tanto que los seguidores de Cristo frecuentemente padecen necesidades y muchas veces son oprimidos por los malvados. Al ver esta incoherencia, algunos cristianos se afligen y muchos tienen miedo de lo que les puedan hacer con el poder de sus riquezas, sin pensar que la felicidad presente de ellos, terminará cuando les sobrevenga la muerte, pues ni todas las riquezas del mundo, les podrá librar de las garras de la muerte.
El salmista estaba atravesando por diversas dificultades, una de ellas era debido a que sus enemigos buscaban su destrucción. Día tras día maquinaban planes perversos para terminar con la vida del ungido de Dios. Esos hombres malvados maquinaban esos planes sin pensar que ellos también estaban caminando al mismo destino. Silenciosamente estaban caminando al destino del a muerte. Con la llegada del pecado a este mundo, también trajo consigo la muerte. El hombre se volvió esclavo del pecado y el pecado le conduce a la muerte, “porque la paga del pecado es la muerte …“ Romanos 6:23.
Generalmente los malvados se fían de sus posesiones y se jactan de sus grandes riquezas, lo mismo que había pasado con los enemigos de David. Ellos pensaban que sus riquezas eran lo más importante, y eran la solución para los problemas que les podía surgir en la vida. Pero el salmista bajo la sabiduría Divina les hizo ver una realidad, por eso les dijo no pueden redimirse de la muerte pagándole un rescate a Dios. La redención no se consigue tan fácilmente, pues nadie podrá jamás pagar lo suficiente como para vivir para siempre y nunca ver la tumba. Este es la realidad, ninguna persona por más acaudalada que sea, podrá pagar su rescate para liberarse de la consecuencia de sus pecados. Las riquezas en las que los malos confían con tanta devoción les fallarán en la hora de su más grande necesidad. No podrán pagar con ella el rescate de sus vidas a Dios, y sufrirán las consecuencias de sus actos malos y perversos.
La realidad de los hijos de Dios no será igual a la realidad de los malvados, el destino final de cada uno de ellos será muy diferente. Los malvados que confían en sus riquezas, jamás alcanzarán la redención y la salvación para sus almas, pero Dios redimirá el alma de sus hijos; les arrebatará del poder de la tumba. Esto no significa que los hijos de Dios no verán la muerte física de sus cuerpos, ya que la muerte física es una consecuencia del pecado y nadie podrá escapar de ella. Lo que esto significa es que los hijos de Dios no permanecerán en la tumba eternamente, ya que, en un día determinado, el Señor descenderá hasta las nubes del primer cielo y arrebatará de la tumba el alma de sus seguidores, y los llevará a vivir con Él eternamente.
Queridos hermanos, los malvados y los creyentes tienen algo en común que los dos hallarán la muerte física de sus cuerpos e irán a la tumba, pero no compartirán ese destino eternamente. Los malvados que confían en sus riquezas por no haber hallado la redención para sus almas, serán destinados a vivir eternamente lejos de la presencia de Dios. En tanto que los creyentes por su fe en Cristo Jesús, hallaron la redención para sus almas, y en el día del arrebatamiento, sus almas serán arrebatadas de la tumba e irán a vivir eternamente en la presencia de Dios. Hermanos, no nos aflijamos al ver la prosperidad de los malvados, ni les tengamos miedo por lo que nos puedan hacer, ya que la felicidad de ellos es pasajera, pero la felicidad que nos espera gracias a la redención que nos dio Cristo Jesús, será eterna en la presencia de nuestro Padre celestial.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x