• Jue. Jun 30th, 2022

GLORIA Y ALABANZA ETERNA A DIOS

Jun 13, 2022

GLORIA Y ALABANZA ETERNA A DIOS.

 

SALMOS 48:9 Oh Dios, meditamos en tu amor inagotable mientras adoramos en tu templo. 10 Como lo merece tu nombre, oh Dios, serás alabado hasta los extremos de la tierra; tu fuerte mano derecha está llena de victoria. 11 Que se goce la gente del monte Sión; que se alegren todas las ciudades de Judá a causa de tu justicia. 14 Pues así es Dios. Él es nuestro Dios por siempre y para siempre, y nos guiará hasta el día de nuestra muerte. NTV.

 

El ejército invasor había avanzado hasta las puertas de la ciudad de Jerusalén. Los enemigos bien armados, esperaban impacientes alrededor de las murallas el momento preciso para tomar por asalto la ciudad. Mientras dentro de las murallas, el pueblo judío estaba esperando las agonías de un sitio largo. Pasaba el tiempo y la situación no era para nada alentadora para el pueblo de Dios. Entonces, el Señor obró milagrosamente. Desplegó su asombroso poder y los enemigos vieron algo que les llenó totalmente de pánico. Se retiraron con terror. Jerusalén fue preservada de la destrucción, y una gran voz de alabanza subió a Dios.

 

Mientras Judá alababa y glorificaba al Señor en el templo de Jerusalén, meditaba en el amor inagotable de su Creador. Meditaba como el Señor por amor a su pueblo había defendido la ciudad de la amenaza enemiga y les había dado la libertad. Las alabanzas al Señor no deben ser palabras vacías, o palabras sin sentido, cada una de las palabras que se dirige al Señor deben ser meditadas profundamente. Cuando el cristiano eleve alabanzas al Señor, debe meditar en todo lo que Él ha hecho en su vida. Debe meditar en su poder, grandeza, misericordia, amor, cuidado, protección, y en todas las bendiciones que provienen de sus manos.

 

El reino de Judá bajo la dirección del salmista, alzó su corazón en loor a Dios, debido a que tenía abundantes razones por las cuales meditar en la misericordia del Señor. En medio de las alabanzas y los sacrificios de gratitud, reflexionó y concluyó que el nombre del Señor merece ser alabado y glorificado hasta los extremos de la tierra. En cualquier lugar de la tierra donde el nombre del Señor es conocido, allí Él debe ser alabado y glorificado como Aquel cuya diestra está llena de victoria justa.

 

En todo lugar el nombre del Señor debe ser alabado y glorificado porque es digno de suprema alabanza. Él es conocido por sus siervos como alto refugio, por su misericordia, su justicia y como guía del pueblo para siempre. La grandeza del nombre y la naturaleza del eterno Creador, debería estimular a su pueblo escogido a la más elevada de las alabanzas. En ese sentido, el salmista se gloría en Jerusalén la ciudad de Dios, e invita a todos los habitantes a conocerla de tal modo que pueden contar sus torres, y luego contarlo a las generaciones venideras, que Él es su Dios eternamente. Sión y sus habitantes deben alegrarse y gozarse a causa de los juicios de Dios. El cuidará y protegerá a su pueblo hasta el deceso eminente de sus escogidos.

 

Queridos hermanos, el santo nombre del Señor debe ser alabado y glorificado por la eternidad. El merece ser alabado hasta los confines de la tierra; por Su fuerte mano derecha victoriosa. Debe ser alabado no con palabras huecas o vacías, debe ser alabado con palabras que nazcan de la profundidad del corazón. Debe ser alabado con palabras de exaltación y de gratitud al Señor por sus benevolencias diarias en la vida del hombre. Hermanos, la grandeza del nombre y la naturaleza del eterno Creador debe estimularnos a la más profunda y elevada de las alabanzas. Meditemos en todo lo que el Señor ha hecho en nuestras vidas, y rindámonos delante de Él con alabanzas. Glorifiquemos eternamente el santo nombre de nuestro Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x