Jesus Is Life

NO MANTENGA SU FE OCULTA

NO MANTENGA SU FE OCULTA.

 

Cada uno de nosotros tenemos algún secreto guardado en lo más profundo del corazón. Algunos secretos que guardamos, pueden causarnos problemas o enemistades si salen a la luz. Otros secretos son irrelevantes pues no afectan a nadie más que a nosotros mismos si salen a la luz, como son los secretos de nuestras travesuras de la niñez no confesadas a nuestros padres. Pero en sí, todos absolutamente todos tenemos algún secreto guardado en nuestro corazón. Dentro del círculo cristiano, también hay personas que guardan secretos, y el secreto más común es su fe en Jesucristo. Muchos jóvenes, adolescentes e inclusive adultos, guardan como un preciado secreto su conversión al cristianismo, pues piensan que si sus compañeros, amigos o familiares inconversos se enteran de su conversión, les aislarán de su círculo. Otra forma en que los cristianos guardamos como secreto nuestra conversión a Cristo, es cuando no compartimos el evangelio de la salvación y la vida eterna con las personas de nuestro entorno. Como todo secreto sale a la luz, de la misma forma saldrá a la luz el evangelio de Cristo, a pesar de que nosotros no lo divulguemos. Esto lo afirmó Cristo Jesús: “Pues todo lo secreto tarde o temprano se descubrirá, y todo lo oculto saldrá a la luz y se dará a conocer a todos.” Lucas 8:17 NTV.

 

Para las personas inconversas, el evangelio de Cristo está oculto como un secreto, ya que sus mentes y el entendimiento, están encubiertas por el pecado que predomina en sus vidas. El evangelio de Cristo, que para los inconversos está oculto, les fue dado a los discípulos durante su ministerio terrenal. Jesús les dijo algunas cosas que no les dijo a las multitudes, pero finalmente los apóstoles compartieron esos mensajes mediante su predicación y sus escritos. Todos los secretos que Jesús les reveló a los discípulos salieron a la luz. Los apóstoles no guardaron solo para ellos ninguna enseñanza secreta que todavía esté por revelarse.

 

Nosotros que conocemos las enseñanzas de Cristo, gracias a los apóstoles y a los cristianos que nos precedieron, no debemos guardar estas enseñanzas como un secreto, más bien, debemos divulgarlas con todas las personas de nuestro entorno, compartirles los beneficios de pertenecer a la familia de Cristo. A pesar de que nosotros no divulguemos las enseñanzas de Cristo, estás enseñanzas se manifestarán por el poder de Dios, saldrán a la luz y se darán a conocer a toda la humanidad, pero nosotros seremos juzgados y condenados por nuestra desobediencia al mandato de nuestro Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x