Jesus Is Life

HONRA Y GLORIA AL SEÑOR

HONRA Y GLORIA AL SEÑOR.

 

SALMOS 29:1 Honren al SEÑOR, oh seres celestiales; honren al SEÑOR por su gloria y fortaleza. 2 Honren al SEÑOR por la gloria de su nombre; adoren al SEÑOR en la magnificencia de su santidad. 10 El SEÑOR gobierna las aguas de la inundación; el SEÑOR gobierna como rey para siempre. NTV.

 

A lo largo de la historia de la humanidad, el eterno Creador ha revelado su poder y majestad a la humanidad, por medio de asombrosos milagros sobre toda la creación. En diferentes épocas, ha utilizado los diferentes elementos de la naturaleza para mostrar su grandeza y dominio sobre su creación. En la actualidad, el SEÑOR sigue demostrando su majestuoso poder a través de los elementos de la naturaleza, como la lluvia, los truenos, los relámpagos, el arco iris y hasta la suave brisa del aire que besa las mejillas de los seres humanos, demuestra el asombroso poder del SEÑOR.

 

El salmista al comprender el majestuoso poder del SEÑOR sobre toda la creación, invita a los seres angelicales a que honren al SEÑOR por su gloria y fortaleza. En algunas sectas religiosas del mundo, los seres angelicales son venerados y adorados, como si fuesen seres divinos. El salmista no ve a los ángeles como seres que deban ser venerados o adorados, más bien, les invita a que adoren a su Creador, por su gloria y fortaleza. Los seres angelicales que habitan en la morada celestial, al igual que los seres humanos, son una parte más de la creación Divina, por eso, ellos también tienen que honrar y rendirse en adoración a su SEÑOR.

 

El SEÑOR no solo debe ser honrado por su gloria y fortaleza, sino también por su nombre. El nombre del SEÑOR, tiene autoridad sobre toda la creación, y toda la creación debe rendirse delante de Él. “Por lo tanto, Dios lo elevó al lugar de máximo honor y le dio el nombre que está por encima de todos los demás nombres para que, ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y todos reconozcan que Jesucristo es SEÑOR, para gloria de Dios Padre»,. Filipenses 2:9-11. NTV. El nombre del SEÑOR está por encima de toda la creación, inclusive por encima de los seres angelicales.

 

Además el salmista, invita a adorar al SEÑOR por la magnificencia de su santidad. La santidad del SEÑOR, no puede ser igualada por ninguna criatura creada, solo Él es Santo, y digno de suprema alabanza. Los seres creados cometen errores, cometen faltas, y pecan en gran manera contra su creador. Los seres angelicales al igual que los seres humanos, jamás podrán alcanzar la santidad del SEÑOR, por eso. solo el SEÑOR, merece ser honrado, alabado y exaltado por toda la eternidad. El SEÑOR en santidad, gobierna como rey para siempre tanto la naturaleza como la historia, porque todo lo que existe en el mundo, es obra de sus manos. Como creador, gobierna el mundo entero: el mar, los bosques, los desiertos, y las montañas. Gobierna sobre las muchas aguas del mar, porque lo encerró en sus límites al tercer día de la creación y lo hizo regresar a esos límites después del gran diluvio. El SEÑOR, es el rey de la creación y gobernará su creación para siempre.

 

Queridos hermanos, David al ver la magnificencia del poder del SEÑOR, su gobierno y autoridad sobre toda la creación, invitó a los seres angelicales para que glorificaran y honraran el santo nombre del SEÑOR. Hermanos, la invitación que hizo David en el pasado a los seres angelicales, sigue vigente en la actualidad, y esta invitación está extendida a toda la creación. Nosotros como corona de la creación del SEÑOR, debemos unirnos en alabanza a los seres angelicales. Debemos glorificar y honrar el santo nombre de nuestro SEÑOR, quien gobierna y gobernará con su poder, gloria y majestad, su creación por toda la eternidad.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x