• Jue. Jun 30th, 2022

LA HIPOCRESÍA SERÁ CONDENADA

May 16, 2022

LA HIPOCRESÍA SERÁ CONDENADA.

 

SALMOS 28:1 A ti elevo mi oración, oh SEÑOR, roca mía; no cierres tus oídos a mi voz… 2 Escucha mi oración que pide misericordia, cuando clamo a ti por ayuda, cuando levanto mis manos hacia tu santo templo. 3 No me arrastres junto con los perversos con los que hacen lo malo, los que hablan con sus vecinos amablemente mientras traman maldades en su corazón. 5 No les importa nada lo que el SEÑOR hizo ni lo que sus manos crearon. Por lo tanto, él los derrumbará y, ¡jamás serán reconstruidos! NTV.

 

Fingir una amistad se ha hecho fácil para las personas, pues con el pasar de los tiempos, todos han perfeccionado sus estrategias para esconder sus verdaderas intenciones ante los demás. Por lo general, las personas hipócritas, fingen cualidades o sentimientos que, en realidad no tienen, además se comportan gentilmente en presencia de una determinada persona, hablan maravillas en su presencia y lo alaban con lisonjerías, pero cuando les dan la espalda flotan a la luz sus verdaderas intenciones. En el pasado, David mantuvo contacto con algunas personas malvadas que actuaban en hipocresía en presencia de las personas cercanas a ellas.

 

David al encontrarse en medio de las personas que actuaban hipócritamente, oró al Señor para no ser condenados juntamente con ellos. El eterno Creador condena la hipocresía de las personas, ya que estas no actúan en rectitud y justicia, transgreden las normas de convivencia determinadas por Él en el monte Sinaí. En el final de los tiempos, las personas que actúan hipócritamente recibirán su castigo merecido. David no quería ser contado entre los hipócritas, por eso, elevó su oración, al SEÑOR, y exclamó ¡roca mía!; no cierres tus oídos a mi voz, escucha mi oración Te pido misericordia. David clamó por la misericordia para ser liberado de la realidad que les esperaba a las personas malvadas.

 

El ungido de Dios, no quería ser arrastrado junto con los perversos con los que hacían lo malo, los que hablan con sus vecinos amablemente mientras traman maldades en su corazón. David, como rey de la nación hebrea, seguramente se relacionó con muchas personas que le fingieron amistad para lograr sus propias metas. La persona malvada e hipócrita aveces monta un teatro de bondad y amistad para lograr sus maléficos propósitos. Hablan de paz con sus prójimos de la boca para afuera, pero tienen maldad en su corazón. Esta forma de actuar en la actualidad se sigue manteniendo entre las personas perversas que todavía no han entregado sus vidas a Cristo Jesús.

 

A las personas malvadas, no les importa en lo mínimo lo que el SEÑOR hizo ni lo que sus manos crearon, por eso actúan bajo el impulso de sus deseos pecaminosos, transgrediendo por completo los mandatos de Dios. Pero todo mal tiene un principio y un final. La maldad de este mundo comenzó con la rebelión del hombre al mandato de Dios, y tendrá su fin, cuando el Señor regrese en su gloria a este mundo para determinar su justo juicio. En aquel día, la hipocresía será desterrada de este mundo, los malvados serán condenados a la eternidad lejos de la presencia del Señor, pero los justos, los que no anduvieron en los caminos de la hipocresía serán liberados del castigo eterno.

 

Queridos hermanos, es evidente que nos encontramos rodeados de personas que fingen ser nuestros amigos, solo con el anhelo de obtener algún rédito personal. Pero estas personas malvadas recibirán lo que se merecen, cuando el eterno Creador determine su juicio final sobre la maldad y el pecado. Hermanos, no actuemos hipócritamente con nuestro prójimo. Si estrechamos un lazo de amistad con ellos, tratemos de ser lo más transparente posible, pues si actuamos hipócritamente, seremos arrastrados conjuntamente con las personas malvadas a la condenación eterna, lejos de la presencia del eterno Creador.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x