• Lun. May 23rd, 2022

NO NOS DESANIMEMOS

May 11, 2022

NO NOS DESANIMEMOS

 

En alguna etapa de nuestras vidas, seguramente nos hemos sentido desanimados, con un profundo deseo de tirar la toalla y no seguir luchando contra la corriente que nos aflige. Los deseos de rendirnos, nos abruman con frecuencia cuando estamos atravesando problemas económicos, problemas familiares o problemas de salud. Estas aflicciones perturban nuestra mente y nublan nuestro buen juicio de seguir adelante con nuestras vidas. Sin duda, los problemas y las aflicciones matan toda esperanza de que vendrán días mejores. El desánimo no es algo nuevo, ya que ha estado presente en la vida del hombre desde épocas pasadas, por eso el Salmista en sus momentos de aflicción escribió: ¿Por qué voy a desanimarme? ¿Por qué voy a estar preocupado? Mi esperanza he puesto en Dios, a quien todavía seguiré alabando. ¡Él es mi Dios y Salvador! Salmos 42:11 DHH.

 

Generalmente cuando los problemas y las aflicciones nos rodean, erróneamente pensamos que estamos solos y que nadie puede venir en nuestra ayuda para socorrernos y liberarnos de nuestras cargas. Afortunadamente, las personas que han entregado sus vidas a Cristo Jesús, jamás van a estar solas luchando contra todo lo que los aflige, siempre contarán con la ayuda de lo Alto que descenderá en su pronto socorro. El Salmista reconoció esta verdad, por eso, aun en los momentos de su aflicción, exclamó: ¿Por qué voy a desanimarme? ¿Por qué voy a estar preocupado? Si mi esperanza he puesto en Dios. Si nosotros hemos puesto nuestra esperanza en las manos del Señor, no debemos desanimarnos ante las aflicciones que puedan aparecer en nuestras vidas, ya que Dios tomará el control de todo lo que nos aflige y nos dará la fuerza necesaria para sobrellevar o para vencerlos.

 

No permitamos que las situaciones adversas nos desanimen de seguir adelante con nuestras vidas confiando en el poder de Dios para liberarnos de toda carga y opresión que nos rodean. Recordemos que nuestra esperanza como hijos de Dios, no está puesta en las manos de los hombres, pues nuestra esperanza, está puesta en las poderosas manos de Cristo Jesús, Quien es nuestro Dios y nuestro Salvador. Por eso, Él merece toda nuestra alabanza por toda la eternidad.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x