Jesus Is Life

SEGURIDAD DE VIDA ETERNA.
SALMOS 16:8 Sé que el SEÑOR siempre está conmigo; no seré sacudido, porque él está aquí a mi lado. 9 Con razón mi corazón está contento y yo me alegro; mi cuerpo descansa seguro, 10 porque tú no dejarás mi alma entre los muertos ni permitirás que tu santo se pudra en la tumba. 11 Me mostrarás el camino de la vida, me concederás la alegría de tu presencia y el placer de vivir contigo para siempre. NTV.
Ante el incremento de la maldad en este mundo, todas las personas añoran estar bajo el resguardo de alguien que tenga los poderes suficientes para defenderlas y darles la protección que necesitan. Pero no existe nadie en el mundo con los poderes suficientes, para dar paz y tranquilidad a las personas. A diferencia de las personas inconversas que buscan en este mundo a alguien que les pueda dar paz y seguridad, las personas que confían en el Señor, buscan su seguridad en las manos del eterno Creador. La persona que no cree en Dios, con frecuencia tiene desesperanza acerca de la vida y confusión sobre su verdadero propósito en la tierra. Sin embargo, los que creen en Dios, pueden marchar hacia adelante confiando en que es correcto e importante, a los ojos de Dios, lo que están haciendo. Saben que Dios los protegerá y no serán apartados de su camino.
David en los momentos más difíciles de su vida, reconoció que encontró su seguridad en las manos de Dios.  Porque el eterno Creador no se alejaba de él ni un instante, siempre permanecía cerca de él para defenderlo de todos los que maquinaban planes para destruirlo. Con la protección Divina, David no tenía miedo de nada ni de nadie, por eso su corazón siempre estaba alegre, regocijante porque su Creador siempre estaba cerca de él resguardándolo. Una persona que cuenta con una protección poderosa, sin duda no va tener miedo, más bien va a estar tranquilo y con un corazón lleno de vida, pues nadie va poder robar su paz y tranquilidad.
El corazón de David estaba contento: ya que había descubierto el secreto del gozo en el cuidado y la protección del eterno Creador. El verdadero gozo va más allá de una simple felicidad. Ya que se lo puede sentir a pesar de los problemas más profundos que se esté atravesando. La felicidad es temporal debido a que está basada en las circunstancias externas, pero el gozo perdura porque está basado en la presencia de Dios dentro del corazón de sus seguidores. El cristiano al contemplar la presencia de Dios en cada instante de su vida, hallará contentamiento pese a las circunstancias adversas que esté viviendo.
David estaba alegre a pesar de saber que, en algún momento de su vida, la muerte cobraría su vida. Estaba alegre porque la tumba no sería el destino final para su alma, si no que el eterno Creador, liberaría su alma de la tumba y le mostraría el camino de la vida. David tenía la certeza que su alma, después de la muerte estaría en la presencia de Dios eternamente. Las personas tienen miedo a la muerte porque no pueden controlarla ni comprenderla. No comprenden que el alma no quedará en la tumba entre los huesos, sino que será encaminado al destino de la gloria o la condenación eterna. Los cristianos pueden tener la seguridad de que Dios no los olvidará después de que mueran. Dios levantará el alma del creyente de la tumba y le dará vida otra vez, para que vivan con Él para siempre.
Queridos hermanos, la muerte no es el final de la vida para las personas, pues la muerte solo es una etapa de transición, porque después de esa etapa, el eterno Creador levantará el alma de las personas y los encaminará a un logar eterno. Las personas que hayan aceptado a Cristo Jesús como su Señor y Salvador antes de la muerte, sus almas serán encaminadas a vivir eternamente en la presencia de Dios. Pero las personas que no hayan recibido a Cristo Jesús en vida, sus almas serán encaminadas a una eternidad de tormento y sufrimiento. Hermanos, no debemos tener miedo a la muerte, más bien debemos estar regocijados por el cuidado y la protección de Dios. Nuestro Señor no dejará que nuestra alma permanezca eternamente en la tumba entre los huesos, Ya que, en su retorno, el Señor, nos dará vida otra vez, para que vivamos eternamente en su presencia, regocijados, honrando y glorificando su santo nombre.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x