• Jue. Jun 30th, 2022

AMIGOS CHARLATANES

Feb 24, 2022

AMIGOS CHARLATANES.

 

JOB 13:1 Miren, he visto todo esto con mis propios ojos, y lo he escuchado con mis propios oídos y ahora comprendo… 4 En cuanto a ustedes, me calumnian con mentiras. Como médicos, son unos matasanos inútiles. 5 ¡Si tan sólo se quedaran callados! Es lo más sabio que podrían hacer. 13 Ahora quédense en silencio y déjenme en paz… NTV.

 

Cuando las personas están atravesando por situaciones difíciles y complicadas en sus vidas, esperan impacientes la visita de un amigo que les haga olvidar el trago amargo que están viviendo, a través de un abrazo reconfortante, o con unas palabras de aliento, que le ayuden a fortalecerse y seguir adelante sobrellevando sus pesares. Pero muchas veces, en vez de recibir lo que anhelan, reciben más pesares todavía. Pues los amigos en vez de reconfortarles con palabras sabias, actúan neciamente, y pronuncian palabras que provocan más dolor a las heridas.

 

Job quebrantado en su ser y su cuerpo, anhelaba escuchar unas sabias palabras de aliento que le ayuden a sobrellevar la tristeza y el dolor que le atormentaban, pero no recibió nada de eso, pues sus tres amigos neciamente con sus erradas conclusiones, en vano intentaron consolarlo, más sólo consiguieron hacer que se sintiera peor de lo que estaba. Los tres amigos habían tratado a Job con una actitud legalista, aplicándole la ley en vez de aplicarle el evangelio de la gracia; sus argumentos racionales habían ido del efecto a la causa. Todo lo que le habían dicho, era como decirle: Job sabes, si estás pasando por un sufrimiento tan grande, es porque debes haber pecado grandemente contra Dios.

 

Los amigos de Job, no tenían la más remota idea del porqué Job estaba sufriendo, y sus conclusiones erradas lo demostraban. Nadie tiene derecho a determinar un juicio sin tener pruebas que lo demuestren. Ante un juzgado, toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, pero los tres amigos no habían indagado en la vida de Job, solo determinaron sus juicios viendo las aflicciones de su amigo, ante la poca evidencia existente, Job era culpable ante sus ojos. Las palabras acusadoras de sus amigos, lograron que Job se sintiera peor, y lo irritaron hasta el punto de despertar en él el deseo de pagarles con la misma moneda. Job no necesitaba palabras acusadoras, lo que él necesitaba eran palabras de aliento, palabras que le incentiven a seguir adelante soportando las aflicciones.

 

Job cansado de las calumnias de sus tres amigos, los acusó de ser médicos charlatanes cuyo diagnóstico era equivocado y cuya medicina era peor que la enfermedad. Muchas de las ideas que tenían los amigos de Job acerca de Dios eran ciertas, pero no se aplicaban a la situación de Job. Ellos habían tomado principio verdadero y lo aplicaron incorrectamente, ignorando las grandes diferencias de las circunstancias humanas. Por último, Job pidió a sus amigos que se quedaran en silencio en vez de estar hablando sandeces, porque estaba cansado y quería tener un poco de paz en su sufrimiento.

 

Queridos hermanos, cuando una persona está enferma, anhela que un verdadero médico vaya en su socorro para calmarle el dolor, de la misma manera, una persona que está atravesando aflicciones, anhela la visita de un verdadero amigo que le aliente y le fortalezca. Los amigos de Job no fueron ese médico, ni ese amigo que necesitaba, ellos resultaron ser solo charlatanes, que no sabían cómo vendar las heridas del cuerpo y del alma. Hermanos, si en algún momento visitamos a alguien que esté atravesando por situaciones adversas, no nos apresuremos en juzgarlos. Sabiamente esperemos en silencio hasta conocer las verdaderas razones de sus aflicciones. En esa espera, demostremos el amor de Cristo a ellos, seamos compasivos y confortémosle con palabras de esperanza de que pronto el Señor escuchará sus oraciones y le ayudará a salir del tormento.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x