Jesus Is Life

COMPASIÓN Y EMPATÍA

COMPASIÓN Y EMPATÍA.

JOB 6:14 Uno debería ser compasivo con un amigo abatido, pero tú me acusas sin ningún temor del Todopoderoso. 15 Hermanos míos, han demostrado ser tan poco confiables como un arroyo de temporada que desborda su cauce en la primavera, 16 cuando crece por el hielo y por la nieve derretida; 17 pero en la estación cálida, el agua desaparece y el arroyo se desvanece en el calor. 19 Las caravanas de Temán van en busca de esta agua; los viajeros de Saba esperan encontrarla. 20 Confían que esté pero se decepcionan; cuando llegan, sus esperanzas se desvanecen. NTV.

El criticar y juzgar a los demás, es propio de la naturaleza humana. Casi nadie, antes de dar su veredicto de la situación, se detiene a pensar en la situación que pueda estar atravesando la persona. Nadie se detiene a pensar que las palabras que vayan a pronunciar, puedan ocasionar aún más dolor de lo que ya esté sintiendo la persona. Los amigos de Job, sin tener bases ni fundamentos, habían dado el veredicto de las posibles causas por las cuales las tragedias llegaron a la vida de Job, faltando así a la lealtad de una genuina amistad.

Una persona atribulada tiene todo el derecho de esperar que sus amigos le sean fieles y solidarios, pero los amigos de Job le habían fallado y decepcionado cuando más les necesitaba. Pues en medio de la tribulación en la que se encontraba su amigo, no habían hecho más que dar las posibles causas por las cuales podría estar sufriendo. Con sus conjeturas, le habían hecho culpable y merecedor de la realidad que estaba pasando. La lealtad a un amigo debe ser profunda y verdadera a pesar de lo que esa persona pueda haber hecho o dicho.

Los amigos de Job habían mostrado ser poco confiables, y sin una disposición para brindarle el apoyo necesario en medio de las aflicciones, por eso los comparó con arroyos que a veces se desbordan y en otras oportunidades se secan hasta desaparecer por completo cuando son más indispensables. Job sabía de lo que estaba hablando, porque en esa parte del mundo una lluvia repentina puede llenar muy rápidamente un cauce seco con aguas turbulentas, y después esas mismas aguas se evaporan fácilmente con el calor del sol.

Los wadies de Arabia, se llenaban en invierno gracias al hielo derretido, que descendía de las montañas, pero en el verano por el calor del sol eran consumidas y desaparecían de su lugar defraudando así la esperanza de los fatigados viajeros que avanzaban por el desierto buscando agua en vano, tanto para ellos como para sus animales. Job comparó la inconstancia de sus amigos con estos wadies de Arabia, que nunca estaban cuando se los necesitaba. Los amigos de Job habían estado a su lado en los buenos tiempos, pero en el momento que más los necesitaba, simplemente no le dieron el consuelo del que estaba tan sediento.

Queridos hermanos, Job esperó compasión y empatía de sus amigos en medio de su desesperación, pero solo recibió el juicio por parte de ellos, mostrándose así, que realmente no eran los buenos amigos que necesitaba Job. El verdadero amigo debe ser capaz de expresar compasión, y empatía. Debe darle el consuelo anhelado en medio de la frustración o la desilusión, amenorar el dolor o la carga que pueda estar sintiendo. Hermanos, como seguidores de Cristo debemos ser comprensivos y empáticos con las personas que puedan estar atravesando aflicciones. Debemos brindarles todo nuestro apoyo y consuelo, darles palabras de aliento y esperanza de que pronto las cosas van a mejorar con la ayuda del eterno Creador.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x