Jesus Is Life

OREMOS POR LOS QUE NOS OFENDEN.

En este mundo lleno de maldad y pecado, a menudo las personas responden a un insulto con otro insulto, a una agresión con otra agresión, hiriéndose mutuamente. Esta clase de comportamiento, no solo se da entre las personas que no conocen de Cristo, sino también dentro del círculo cristiano. Nosotros a pesar de conocer a Cristo, todavía no podemos controlar nuestros impulsos, ni tampoco nuestro temperamento, siempre estamos alertas para reaccionar negativamente ante los agravios recibidos. El apóstol Pedro en una de sus cartas, nos recuerda una de las enseñanzas de Jesús: “No paguen mal por mal. No respondan con insultos cuando la gente los insulte. Por el contrario, contesten con una bendición. A esto los ha llamado Dios, y él los bendecirá por hacerlo”. 1 Pedro 3:9. NTV. Jesús tras ser arrestado, condenado y hasta el momento de su ejecución, recibió insultos, agresiones físicas y burlas, pero Jesús a pesar de tener el poder más que suficiente para pagarles mal por mal, no lo hizo, por lo contrario, oro a su Padre para que no tomara en cuenta esos agravios. El apóstol Pedro nos anima a tener el carácter de Cristo, nos anima a no responder mal por mal, y a orar en favor de los que nos ofenden. Tengamos siempre presente esto en nuestro corazón, en el reino de Dios, la venganza es una conducta inaceptable, como el insultar o agredir físicamente a una persona, sin que importe si ha sido o no con intención. Sobrepongámonos a la tendencia de herir a quienes nos hieren. En lugar de reaccionar con enojo, expresemos palabras de bendición y oremos por los que nos ofenden, porque para esto fuimos llamados.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x