Jesus Is Life

SEA UN MARDOQUEO

SEA UN MARDOQUEO.

ESTER 10:2 Sus grandes logros y el relato completo de la grandeza de Mardoqueo, a quien el rey había ascendido, están registrados en El libro de la historia de los reyes de Media y Persia 3 Mardoqueo, el judío, llegó a ser primer ministro, segundo en mando después del propio rey Jerjes. Fue un hombre muy importante entre los judíos, de gran estima ante ellos, porque siguió actuando a favor de su pueblo y defendiendo el bienestar de todos sus descendientes. NTV.

Mardoqueo con sus acciones se había ganado el aprecio y la confianza del rey persa, por eso después del derrocamiento de Amán y los sucesos subsiguientes, el monarca ascendió a Mardoqueo al puesto de primer ministro. Mardoqueo llegó a ser el segundo en mando después del propio rey Jerjes. En su cargo llegó a obtener grandes logros y esto le llevó a ser reconocido en todo el imperio, tanto que su nombre y hechos fueron registrados en los anales de la historia de los reyes de Media y Persia.

Todos los pasos que condujeron a Mardoqueo a su inesperado ascenso, fue gracias a la providencia del eterno Creador. Con su gran poder, Dios condujo cada uno de los sucesos natural y ordinario de las cosas a los resultados más maravillosos en favor de su pueblo. En todo el episodio de la historia de Ester y Mardoqueo, no hubo ninguna manifestación extraordinaria del poder de Dios. Sin embargo, el designio y el acomodamiento de estos sucesos ordinarios puestos por Dios, son en sí más admirables de lo que habría resultado, si el mismo fin se hubiera realizado por medios que fuesen verdaderamente milagrosos.

Mardoqueo a lo largo de su vida demostró ser un buen patriota, por eso, cuando fue ascendido a la posición más alta del imperio persa durante el reinado de Jerjes, utilizó su lugar de eminencia para promover la prosperidad de su pueblo. Mardoqueo nunca buscó el bienestar propio sino el bienestar de todos, eso lo había demostrado antes de ser ascendido, y luego de su asenso siguió igual buscando el bien común de sus compatriotas. El poder nunca se le subió a la cabeza, por eso, disfrutaba de buena reputación entre su pueblo. Los que están en el poder a menudo se caracterizan por ser corruptos y abusar de su autoridad. No obstante, el poder utilizado para levantar a los caídos y aligerar las cargas de los oprimidos es un poder bien utilizado. Las personas que Dios coloca en posiciones de poder o de influencia política, no deben dar la espalda a aquellos que tienen necesidad.

Mardoqueo no permitía que su progreso personal interfiriera con su sincero esfuerzo para promover la paz y el bienestar de su pueblo. Mardoqueo siguió firme honrando y glorificando a Dios con sus acciones desde su lugar de eminencia. Sería magnífico que cada cristiano fuera para la iglesia como un Mardoqueo, que honrase a su Señor en las altas posiciones de la tierra, y testificasen de Jesús delante de los grandes. Que velasen por el bienestar de los débiles y afligidos de la nación.

Queridos hermanos, Mardoqueo siguió adelante honrando y glorificando a Dios, sirviendo a su pueblo desde su posición de autoridad. Nunca dejó que el poder lo desviara de su misión para el cual el Señor lo había colocado. El Señor eleva a una persona a un puesto de autoridad con un solo propósito, el propósito de que sirvan a su prójimo de la mejor forma posible. Hermanos, si Dios nos da la posibilidad de ocupar un puesto de autoridad sea en la área secular o ministerial, debemos honrar y glorificar a Dios con nuestras acciones. Debemos actuar pensado en el beneficio común, servir a nuestro prójimo buscando siempre su bienestar. Debemos dirigir con nuestras acciones de servicio, a que las personas puedan glorificar a Dios. – _“De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial”_. Mateo 5:16.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x