• Jue. Jun 30th, 2022

Adoración solo a Dios

Ene 27, 2022

Adoración solo a Dios.

ESTER 3:2 Todos los funcionarios del rey se inclinaban ante Amán en señal de respeto cada vez que él pasaba porque el rey lo había ordenado; pero Mardoqueo se negó a inclinarse ante él o a rendirle homenaje. 3 Entonces los funcionarios… 4 …le informaron a Amán para saber si él toleraría la conducta de Mardoqueo… 5 Cuando Amán vio que Mardoqueo no se inclinaba ante él ni le rendía homenaje, se llenó de furia. 6 Como se había enterado de la nacionalidad de Mardoqueo, decidió que no bastaba con matar solamente a él. Entonces, buscó la forma de destruir a todos los judíos a lo largo y ancho del imperio de Jerjes. NTV.

El rey del imperio persa, designó a Amán como el segundo al mando dentro del imperio. Al poderío de este nuevo gobernador, solo le sobrepasaba el poder de Jerjes, por eso todos a excepción del rey, tenían que rendirle pleitesías a Amán. Un homenaje similar a los funcionarios de la corona, no era enteramente extraño a las costumbres de Oriente medio, pero esta clase de pleitesía no fue exigido por visires anteriores; pero este cortesano vanidoso exigió que todos los oficiales subordinados se inclinasen delante de él con su rostro en la tierra.

Mardoqueo como un oficial al servicio de la corona persa, tenía que cumplir las exigencias de Amán. Pero a Mardoqueo le parecía que tal actitud de profunda reverencia no se debía dar a un gobernador pagano, sino solamente al eterno Creador. La Ley de Moisés no prohibía mostrar el debido respeto a aquellos que estaban en autoridad, pero prescribía que había que adorar solamente a Dios. Si el homenaje que solicitaba Amán, hubiera sido una simple señal de respeto civil, Mardoqueo no se lo habría rehusado; pero el funcionario real del imperio persa demandaba una especie de adoración. Los griegos consideraban que tal adulación era una degradación de la persona que lo expresaba.

Cuando Amán vio que Mardoqueo no se inclinaba ante él, ni le rendía homenaje, se llenó de furia y respondió con odio irracional, exagerando por completo la ofensa aparente. El alto oficial persa al saber que Mardoqueo era judío, decidió que no bastaba con matar solamente al irreverente, sino que debía acabar con todo un pueblo, porque consideró que el resto de los judíos seguirían el ejemplo de Mardoqueo y no le rendirían la adulación que esperaba.

Para muchos, la decisión de Amán pueda ser espeluznante, pero no es de sorprenderse; pues la mayoría de persecuciones de un pueblo en la historia reciente, no han tenido un motivo racional. La tendencia que hay en la humanidad pecadora, es a odiar y a temer a quien sea diferente, especialmente a pueblos y grupos étnicos y religiosos minoritarios e indefensos. Esta terrible realidad; ha causado gran dolor y derramamiento de sangre en la triste historia de este mundo. Cuando la furia insensata de Satanás contra el pueblo de Dios se une a estos ciegos prejuicios humanos, se desechan la razón y la decencia, y el odio, arrasa desenfrenadamente con todo.

Queridos hermanos, Mardoqueo a pesar de saber las posibles consecuencias que le acarrearía, no quiso rendirle adoración a Amán, pues en su corazón tenía que la adoración solo se la debe ofrecer al eterno Creador. En la actualidad, muchos servidores públicos, instan a las personas para que les rindan adulación a cambio de ayudarles a agilitar los diferentes tramitaciones en sus departamentos. Si no son adulados, los trámites quedan postergados. Hermanos, aun cuando nuestra integridad o nuestros trámites estén peligro, no debemos rendir adoración a las personas, el único que merece nuestra adoración es el eterno Creador. “Jesús le respondió: Las Escrituras dicen: Adora al SEÑOR tu Dios y sírvele sólo a él” Lucas 4:8 NTV.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x