Jesus Is Life

REGOCIJO TOTAL

REGOCIJO TOTAL.

NEHEMÍAS 12:27 Para la dedicación de la muralla de Jerusalén buscaron a los levitas de todos sus lugares, a fin de traerlos a Jerusalén para celebrar la dedicación y la fiesta con alabanzas y cánticos, con címbalos, liras y arpas. 30 Los sacerdotes y los levitas se purificaron y purificaron al pueblo, las puertas y la muralla. 42 … Los cantores entonaban su canto bajo la dirección de Izrajías. 43 Aquel día ofrecieron muchos sacrificios y se regocijaron, porque Dios les había dado gran alegría. También se regocijaron las mujeres y los niños, y el regocijo de Jerusalén se oía desde lejos. NTV.

El gobernador Nehemías y los principales líderes del pueblo judío, poco tiempo después de haber terminado los trabajos de reconstrucción del muro y después de la repoblación de Jerusalén, decidieron dedicar los muros de la capital de Israel. Esta dedicación se llevó a cabo aproximadamente en el año 444 a.C. Esta ceremonia de dedicar el muro y los portones de la ciudad, no iba a ser un acto meramente para dar gracias a Dios de una manera general por haber podido terminar felizmente la edificación, sino por el motivo especial de que aquella ciudad era el lugar que Dios había elegido y que tenía el templo que fué santificado por la manifestación de su presencia, y nuevamente fué dedicado al servicio divino.

Para esta celebración Nehemías reunió a todos los levitas del reino, en especial a los cantores y sus familias, quienes serían los encargados de ministrar al pueblo en la celebración con alabanzas y cánticos, a son de. La dedicación consistiría en una solemne ceremonia, en el cual las autoridades principales del reino, acompañadas por cantores levitas, y por una vasta concurrencia del pueblo, marcharían en procesión imponente alrededor de la ciudad sobre el muro recientemente construido.

Para esta procesión, la asamblea se congregó junto a la puerta Jaffa, al oeste de la ciudad, se organizaron dos grandes grupos, incluyendo en cada grupo a levitas, cantores y príncipes de todas las provincias de Judá. Esdras dirigió un coro y una procesión alrededor de la ciudad en el sentido contrario a las manecillas del reloj, por los muros oeste, este y sur de la ciudad. Mientras que el gobernador Nehemías acompañó al otro coro y a la procesión en el sentido de las manecillas del reloj por los muros oeste y norte de la ciudad. Cada grupo se detenía a intervalos, para implorar la presencia del eterno Creador, recibir sus favores y bendiciones sobre el reino.

Los dos grupos se reunieron en el templo en la esquina noreste de la ciudad para el servicio de la dedicación especial. Antes del servicio, los sacerdotes y los levitas se purificaron y purificaron al pueblo, las puertas y la muralla. El pueblo participó también en esta gozosa ocasión. La música estuvo a cargo de los que tocaban címbalos, liras y arpas, los cantores cantaban en alta voz. Aquel día ofrecieron muchos sacrificios y se regocijaron, porque Dios les había dado gran alegría. También se regocijaron las mujeres y los niños, y el regocijo de Jerusalén se oía desde lejos.

Queridos hermanos, Nehemías, poco tiempo después de que se hubo reconstruido las murallas de la capital del pueblo judío, reunió a todo el pueblo en una celebración especial de regocijo y consagró los muros de Jerusalén al eterno Creador. Esta ceremonia especial, quedaría grabada en el corazón de Judá por el gran regocijo de ver nuevamente que su reino renació de las cenizas con la ayuda del eterno Creador. Hermanos, nuestro regocijo debe ser similar o mucho mayor que el regocijo que tuvo Judá en el pasado. Nuestro regocijo es porque antes de conocer a Cristo, estuvimos muertos en nuestros delitos y pecados, pero tuvimos un nuevo nacimiento gracias al sacrificio de Cristo Jesús. Cante, glorifique al Señor, que su regocijo sea oído a lo lejos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x