• Lun. Jul 4th, 2022

CUALIDADES DE UN OBRERO

Ene 14, 2022

CUALIDADES DE UN OBRERO.

NEHEMÍAS 7:1 Cuando quedó terminada la muralla e instalé las puertas en sus sitios, se nombraron porteros, cantores y levitas. 2 A mi hermano Hananí le entregué la responsabilidad de gobernar Jerusalén junto con Hananías, el comandante de la fortaleza, porque era un hombre fiel que temía a Dios más que la mayoría. NTV.

A pesar de las constantes confabulaciones del enemigo, la reconstrucción de los muros de la ciudad de Jerusalén concluyó con éxito en menos de dos meses. Aproximadamente seis meses después de que Nehemías salió de Persia. Una vez terminada la construcción del muro, el gobernador de Judá contempló un regreso a Susán según su promesa hecha al rey Artajerjes. Nehemías tenía en mente su promesa y no quería faltar a ella. El muro se había terminado con éxito, ahora, Jerusalén y sus habitantes gozaban de una protección de los posibles ataques futuros de sus enemigos.

Una vez que se instalaron las puertas en sus sitios, el gobernador se dedicó en organizar la parte administrativa, política y religiosa de la ciudad. En primer lugar: Nehemías se encargó de nombrar porteros, cantores y levitas. Los porteros serían los encargados de cuidar las entradas del templo de Jerusalén durante las 24 horas. Los cantores ministrarían al pueblo a través de sus cánticos, durante las ceremonias y rituales oficiados por los sacerdotes. Y los levitas, ayudarían en los preparativos para las diferentes ceremonias y rituales establecidos por el eterno Creador, al igual que en los diferentes trabajos en el templo.

Nehemías puso el gobierno de la ciudad en manos de dos hombres confiables y piadosos, temerosos del eterno Creador. Era natural que quisiera confiar la custodia de Jerusalén y el manejo de sus asuntos cívicos a hombres en cuya habilidad, experiencia y fidelidad él podría confiar. Hanani, el hermano de Nehemías junto con Hananías, el comandante de la fortaleza, fueron los encargados de las operaciones militares y de la policía en la ciudad. Las fuertes medidas de seguridad y la vigilancia militar debían continuar, ya que todavía existían posibilidades de que los enemigos nuevamente trataran de atacar y tomarse la ciudad.

La integridad y el temor de Dios eran las características claves que calificaban a estos hombres para gobernar Jerusalén. Uno puede confiar que personas íntegras llevarán a cabo la obra y que si son temerosas de Dios lo harán de acuerdo con las prioridades de Dios. Estos hombres tenían ambas cualidades. Si su responsabilidad es seleccionar líderes, recuerde que la integridad y el temor de Dios son las cualidades más importantes. Si bien otras cualidades impactan más, la integridad y el temor de Dios pasan la prueba del tiempo.

Queridos hermanos, Nehemías, una vez que las puertas fueron colocadas a lo largo del muro, dedicó su tiempo para establecer a los administradores del templo y de la ciudad. En la parte administrativa de la ciudad, colocó a dos hombres de su entera confianza; Hombres íntegros, confiables y temerosos del eterno Creador. Cualidades similares a las de estos hombres, no solo son indispensables para la administración de una ciudad, sino también para la administración de una iglesia o un ministerio. Hermanos, si estamos al frente de una congregación y debemos nombrar a los diáconos, ancianos y líderes ministeriales, debemos tomar muy en cuenta las cualidades que tomó Nehemías al momento de nombrar a las autoridades para que dirigieran Jerusalén. Debemos buscar dentro de nuestras congregaciones, hermanos que sean íntegros, confiables y temerosos de nuestro amado Creador.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x