Jesus Is Life

¿OPONERSE A DIOS?

¿OPONERSE A DIOS?

2 CRÓNICAS 35:20 Después de que Josías terminó de restaurar el templo, Necao, rey de Egipto, dirigió a su ejército… para hacer la guerra en Carquemis, junto al río Éufrates. Entonces Josías y su ejército salieron a enfrentarlo; 21 pero el rey Necao envió mensajeros a Josías con el siguiente mensaje… ¡No tengo nada contra ti! ¡Voy de camino a pelear contra otra nación, y Dios me ha dicho que me apresure! No interfieras con Dios, quien está conmigo, o él te destruirá. 22 Sin embargo, Josías se negó a escuchar a Necao, a quien Dios realmente le había hablado. 23 Entonces los arqueros enemigos hirieron al rey Josías con sus flechas… NTV.

En los días que el rey Josías había terminado de restaurar el templo de Jerusalén, el ejército egipcio al mando del rey Necao, se dirigía a Carquemis para brindar apoyo al rey asirio, para batallar contra la coalición de los medos y los babilonios. En su trayecto al campo de batalla, Necao y su ejército tenían que cruzar el territorio de Josías. Cuando el ejército egipcio trató de cruzar las tierras del reino del sur, Josías trató de detenerlo, el monarca no quiso que los egipcios cruzaran fácilmente por el territorio que hacía tan poco tiempo había recuperado de Asiria para la corona.

El imperio asirio que por mucho tiempo había dominado la región, estaba a punto de perder su hegemonía por el surgimiento de la coalición de los medos y los babilonios, quienes a la final terminarían por desplazarlo de todos sus centros tradicionales de poder. El último rey asirio, Asuruballit, estaba tratando de aferrarse a los últimos vestigios de poder en Carquemis, una ciudad sobre el río Éufrates.

Ante el obstáculo impuesto por el monarca judío, el rey Necao envió mensajeros a Josías con el siguiente mensaje: ¡No tengo nada contra ti! ¡Voy de camino a pelear contra otra nación, y Dios me ha dicho que me apresure! No interfieras con Dios, quien está conmigo, o él te destruirá. Josías no se imaginaba que la mano de Dios estaba tras los movimientos de Necao, y no inquirió tampoco para ver si las palabras del faraón eran verdaderas. El monarca no se percató de que este rey pagano verdaderamente hablaba de parte de Dios, por lo que lo atacó.

El faraón, en realidad no era un profeta del verdadero Dios viviente, pero el Creador había decidido utilizarlo para cumplir su propósito. En otro tiempo Dios ya había hablado directamente a reyes paganos sin necesariamente transformar sus corazones. En sus propósitos el eterno Creador quería conducir al ejército egipcio al Éufrates para ser destruido junto con los asirios por la coalición de los medos y los babilonios, y así cumplir Su advertencia de que los babilonios conquistarían y castigarían a Judá por su rebeldia. Josías obstinadamente se negó a hacerle caso a las advertencias del faraón, más bien se disfrazó para darle batalla. Josías al negarse atender las advertencias, se opuso a la voluntad del Eterno creador, un error que lo pagó con su vida.

Queridos hermanos, Después de todas las cosas buenas que había hecho el monarca para restaurar la espiritualidad de su reino, y mostrado una devoción ferviente a las cosas de Dios, el rey de la casa de David cayó en gran pecado. Pues no hizo caso a las advertencias de Necao y salió a batallar en su contra, encontrando así la muerte. Hermanos, un rey que había estado entre los más grandes monarcas de Judá, al final de su vida no tuvo una visión teológica de la voluntad de Dios y trató erróneamente de obstaculizarla. Hay personas que piensan que pueden oponerse a los designios de Dios para sus vidas, pero la verdad es que nadie puede oponerse a lo que Dios ya ha establecido, pues si tratan de oponerse, solo encontrarán el juicio para sus vidas, tal como lo encontró Josías.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x